El Banco de Desarrollo de Filipinas (DBP) vio caer sus ganancias netas en casi un tercio en los nueve meses hasta septiembre, en medio del aumento de las provisiones para pérdidas crediticias durante la pandemia.

La ganancia neta del prestamista estatal se situó en P3.240 millones en septiembre, disminuyendo en un 26,69% ​​desde los P4.420 millones registrados en el mismo período de 2019, dijo en un comunicado el viernes.

Marietta M. Fondevilla, vicepresidenta ejecutiva de Servicios Corporativos y jefa de operaciones concurrentes de DBP, dijo que los menores ingresos se debieron principalmente a una mayor provisión para pérdidas crediticias e impuestos sobre la renta.

El banco también vio un aumento en los gastos administrativos de sus unidades de campo para su respuesta a la pandemia, agregó.

Mientras tanto, la cartera de crédito del prestamista creció a medida que los préstamos aumentaron 13.91% a P374.85 mil millones en los nueve meses terminados en septiembre desde P329.07 mil millones hace un año.

“DBP amplió su apoyo a las industrias prioritarias a medida que lanzamos nuestro compromiso total para reconstruir, recuperar y revitalizar la economía que ha sido golpeada por la pandemia y la serie de calamidades”, dijo el presidente y director ejecutivo de DBP, Emmanuel G. Herbosa, en un comunicado. .

Desglosados, casi la mitad (46%) o P175.720 millones de los préstamos desembolsados ​​se destinaron a proyectos de infraestructura y logística. Mientras tanto, P77,23 mil millones se destinaron a servicios sociales, P43,12 mil millones a proyectos ambientales y P26,48 mil millones a micro, pequeñas y medianas empresas.

Los depósitos totales del prestamista también subieron 50% a P754.95 mil millones a septiembre, respaldados por el aumento del 58% en los depósitos a plazo y el aumento del 22% en los depósitos de bajo costo.

Los activos de DBP aumentaron un 38,89% a P945.39 mil millones a fines de septiembre desde P700.86 mil millones hace un año. El patrimonio neto del banco fue de P64.01 mil millones.

El capital total también subió P9.49% a P64.01 mil millones de P58.56 mil millones. Herbosa dijo que esto fue impulsado por la infusión de P6 mil millones del gobierno nacional bajo la Ley de la República No. 11494 o la Ley Bayanihan para Recuperarse como Una Ley.

Su ratio de adecuación de capital se situó en 13,76%, superior al promedio de la industria de 12,39% y también por encima del requisito mínimo regulatorio del 10%.

“Si bien la posición fiscal de DBP sigue siendo sólida y confiamos en alcanzar nuestros objetivos financieros para todo el año, el objetivo del banco es movilizar de manera óptima nuestros recursos disponibles no solo para la recuperación, sino también para mejorar la capacidad de recuperación de nuestros sectores prioritarios frente a futuras crisis económicas” Dijo la Sra. Fondevilla. – L.W.T. Noble

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí