“La sorpresa es que sigues sorprendiéndote”. – Jill A. Davis

Siempre es un poco difícil volver a la rutina después de un largo fin de semana de vacaciones. Los principales índices bursátiles actuaron de la misma manera. Letárgico al principio antes de darse cuenta de que las ganancias y el panorama económico global se ven tan bien como lo han sido durante todo el año. Los índices se animaron y la fortaleza de este mercado se mostró nuevamente.

Noviembre está en los libros, registrando uno de los mejores meses en la historia del mercado. Eso hace que sea seis de los últimos ocho meses donde el S&P ha registrado ganancias desde los mínimos de marzo. Más importante aún, todos los índices principales mostraron fortaleza alcanzando nuevos máximos históricos al unísono. Si bien generalmente hay un período de “devolución” después de tal evento, la historia nos dice que esta demostración de fuerza está lejos de terminar.

En el proceso, los rezagados, Russell 200 y Dow Transports, que representan el comercio de “reapertura”, se pusieron al día y establecieron un nuevo récord también. Al hacerlo, los transportes confirmaron el reciente movimiento del promedio industrial Dow por encima de 30.000 por primera vez en la historia. Salir de las vacaciones de Acción de Gracias y entrar en diciembre ha sido históricamente una buena época del año para los toros. A menos que haya una conmoción en el horizonte inmediato, es muy probable que los principales índices se mantengan con una inclinación positiva hasta fin de año. Seguramente habrá un momento que pondrá a prueba la convicción de aquellos que están en el lado largo de este mercado. Así es simplemente como se comporta el mercado de valores y el riesgo que se asume cuando se invierte en mercados de renta variable. Este último punto puede olvidarse a veces.

Fuente: Hecho a la medida

Todos los días se nos presentan opciones. Quédese con una creencia arraigada que puede no estar funcionando bien (es decir, nociones COVID-19 preconcebidas) o haga un cambio. En nuestras mentes, invertir nuestras opiniones no es un sentimiento cómodo. Especialmente si nos pusimos de pie y anunciamos esta fuerte opinión al mundo, y ¡oh, qué tan vocales fueron los detractores en este evento de “Salud”. En realidad, no es necesario anunciar la estrategia a nadie. Simplemente reproducir esa opinión sobre la estrategia una y otra vez en nuestras propias mentes es realmente todo lo que se necesita.

¿Qué pasa después? Se vuelve muy difícil retroceder repentinamente esa declaración. Una vez que se toma una posición, hay una tendencia natural a comportarse de formas que son obstinadamente consistentes con la posición. En mi opinión, este es un gran problema que frena a los inversores, y es una de las razones por las que muchos NO han participado en esta recuperación del mercado de valores. Citarán todas las razones por las que el mercado de valores ha subido sin ellos para justificar de alguna manera lo equivocados que han estado. Si los inversores van a tener éxito, habrá ocasiones en las que tendrán que comerse un humilde pastel. Luego, observe la situación a su alrededor y reevalúe su estrategia.

Una cosa que sabemos sobre las reglas de inversión. No hay muchos y los que están cerca no funcionan todo el tiempo. Se debe a que el panorama de las inversiones cambia constantemente. Dentro de ese panorama, hay tantas variables que un inversor difícilmente puede seguir el ritmo. Aquellos que han existido por un tiempo finalmente regresarán y recurrirán a su experiencia. Una vez más, el mercado tiene una respuesta para eso; Seguramente puede ayudar tener experiencia, pero es mejor entrar en escena con la mente abierta. Ahí radica la respuesta para guiarnos, encontrar un equilibrio entre nuestro conocimiento acumulado y ser de mente abierta.

Para aquellos que recién están comenzando su viaje de inversión y tienen una experiencia limitada para aprovechar, conviértase en una esponja. Absorbe tanto como puedas. Tómatelo con calma, después de todo, tienes años para invertir y generar riqueza. Siempre hay oportunidades en los mercados de valores. Voy a compartir esto. No existe un libro, ni un conjunto de reglas que lo guiarán a través de una desagradable recesión en el mercado si no lo ha experimentado antes. Simplemente porque ninguno de nosotros sabe con certeza cómo reaccionaremos bajo el estrés extremo de perder dinero. Marzo de este año enseñó valiosas lecciones a muchos inversores. No sobre el mercado sino sobre ellos mismos.

El camino común que recorren la mayoría de los inversores es incorrecto. Aprenden sobre los fundamentos, luego agregan algo de experiencia técnica y formulan su plan de aprendizaje mediante prueba y error. Sin embargo, la pieza más importante del rompecabezas se deja para el final o nunca se aprende, porque se descarta. Es un tema que siempre necesita ser reforzado. Asegúrese de conocerse a sí mismo y comprender el papel que juegan las emociones y la naturaleza humana al administrar el dinero. Esto debe abordarse tan pronto como uno abra su cuenta de corretaje y, por supuesto, todos sabemos que eso no sucede.

Después de muchos años de invertir, probando muchos métodos y enfoques diferentes para administrar el dinero, he llegado a esta simple conclusión. Comprenda el aspecto de la naturaleza humana cuando se trata de invertir temprano, y las puertas del éxito se abren, deséchelo y pase años tratando de descubrir qué está fallando. Pasé años tratando de resolverlo. Las puertas del éxito ahora están abiertas.

Los inversores decidieron que era hora de sacar algo de dinero de la mesa para cerrar un rendimiento récord en noviembre, ya que los principales índices registraron cierta actividad de venta. No hubo nada específico detrás del retroceso, pero con las lecturas de sobrecompra, no se requiere una “razón” para obtener ganancias. El sector tecnológico mostró hoy la mayor resistencia con el compuesto NASDAQ prácticamente plano en la sesión, mientras que el S&P 500 perdió un 0,46%. El mayor ganador durante el último mes, el Russell 2000, devolvió la mayor cantidad hoy con una caída del 1,9%.

Mientras que muchos se preguntaban si eso era “¿Una pausa de un día o algo más?”. Al menos para Turnaround Tuesday, el mercado declaró que era una pausa de un día. Una fuerte sesión nocturna en Asia con el CSI 300 de China (NYSEARCA: ASHR) ganar un 2,2% y todos los demás mercados importantes de esa región hasta un 1% marcó la pauta para nuestros mercados.

La manifestación comenzó desde la campana de apertura. El dinero continúa rotando a medida que los inversores volvieron a las tecnologías de gran capitalización (FAANG + M) empujando al S&P 500 y al Nasdaq a otro conjunto de máximos históricos. El tema de la tecnología está muerta se incendió, ya que el NASDAQ Composite estalló después de tres meses de consolidación, los osos se quedaron sin aire. Los “coberturistas” que decidieron llamar a la cima la semana pasada porque el mercado estaba extremadamente sobrecomprado y la carga de casos de COVID estaba causando más cierres locales se sintieron frustrados una vez más.

De ida y vuelta, dar y recibir, tira y afloja, fueron algunas de las formas de describir la acción del precio a medida que avanzaba la semana. Línea de fondo; la fusión continuó. Siguieron rangos de negociación estrechos con el S&P registrando nuevos máximos # 28 y # 29 y el NASDAQ # 46 y # 47 en lo que solo se puede llamar un desempeño del mercado de valores pasado por alto y subestimado en 2020.

Pasado por alto y subestimado por aquellos que se quedaron con sus nociones obstinadamente desacertadas sobre el evento de “salud”, cuestionando los datos siempre positivos.

China y Japón son la segunda y tercera economías más grandes del mundo y actualmente están ayudando a mantener encaminada la expansión global. Todo esto es un buen augurio para que tome forma una recuperación global una vez que COVID sea un problema menor. La acción del precio está confirmando esa opinión. Los mercados de renta variable de Asia-Pacífico se han disparado al alza. Japón, Corea, Taiwán e India se encuentran en máximos históricos o de más de una década, mientras que otros mercados también han participado. Está en marcha una recuperación mundial sincronizada.

Corea del Sur ahora lidera esta parte del mundo en ganancias para la producción industrial, un rendimiento a 10 años del 0.24%, y su mercado de valores (KOSPI) se está acercando a un máximo histórico.

En conjunto, estas economías están creciendo más rápido con tasas más bajas que el promedio del resto del mundo, una receta para las ganancias del mercado de valores.

Economía

El índice final de gerentes de compras de manufactura de EE. UU. IHS Markit ajustado estacionalmente registró 56,7 en noviembre, un aumento notable desde 53,4 en octubre y que coincide con la estimación “flash” publicada anteriormente. La mejora en las condiciones operativas fue la más pronunciada desde septiembre de 2014; al igual que el titular, el PMI subió por séptimo mes consecutivo.

Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit:

La recuperación de la fabricación se aceleró en noviembre, y el crecimiento de la producción se aceleró al nivel más alto en más de seis años. “Lo más alentador fue el desglose del aumento de nuevos pedidos que impulsó la expansión. Aunque la demanda de bienes de consumo se mantuvo algo moderada, principalmente como reflejo del aumento de las tasas de infección por virus, la demanda de bienes de inversión como equipos y maquinaria comercial aumentó de manera especialmente pronunciada”.

El aumento del gasto en inversión envía una señal bienvenida de que las empresas se han vuelto más optimistas sobre las perspectivas a más largo plazo, algo que se vio reforzado por un aumento en las expectativas de las empresas sobre la producción en el próximo año, incluso en los sectores orientados al consumidor, al más alto desde principios de 2015. “La confianza se incrementó gracias a las noticias alentadoras sobre vacunas durante el mes, lo que augura un buen retorno de la vida a la normalidad en algún momento del próximo año, así como las esperanzas de un mayor gasto de estímulo e inversión en infraestructura después de las elecciones”.

El índice de actividad empresarial PMI de servicios de EE. UU. IHS Markit final ajustado estacionalmente registró 58,4 en noviembre, frente a 56,9 en octubre. La última lectura fue más alta que la estimación “flash” anterior (57.7) y señaló la expansión más marcada en más de cinco años y medio. El crecimiento de la actividad comercial a menudo estuvo vinculado a una mayor entrada de nuevos pedidos y la liberación de la demanda reprimida, ya que los clientes se mostraron menos reacios a realizar compras.

Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit:

“En noviembre, la actividad comercial de EE. UU. Aumentó a un ritmo no visto desde principios de 2015, ya que las empresas disfrutaron de una demanda de bienes y servicios en fuerte aumento. La confianza se ha recuperado considerablemente, con noticias alentadoras sobre vacunas que coinciden con una menor incertidumbre política tras las elecciones presidenciales, espera de un mayor gasto de estímulo y nuevos máximos del mercado de valores. El optimismo sobre el futuro está en su nivel más alto desde principios de 2014 “.

La reciente mejora en la demanda y las perspectivas alentadoras alentaron a las empresas a contratar personal adicional a un ritmo nunca visto desde que comenzó la encuesta en 2009, lo que subraya cómo un mayor optimismo está impulsando la inversión y la expansión. “El poder de fijación de precios también se está recuperando, con las empresas aumentando los cargos promedio por bienes y servicios a una tasa no vista en al menos una década, lo que presagia un buen crecimiento de las ganancias”.

El índice ISM de EE. UU. Cae a 57,5 ​​desde un máximo de dos años de 59,3 en octubre, pero un 55,4 más bajo en septiembre aún deja al índice fluctuando alrededor de sus niveles más altos desde agosto de 2018. El índice ha estado profundamente en el territorio de expansión desde junio. Los indicadores de confianza se mantienen fuertes a pesar de la moderación de noviembre con nuevos casos de coronavirus, ya que la producción aumenta ante la caída de los inventarios y el aumento de las ventas.

El índice manufacturero de la Fed de Dallas cayó 7.8 puntos a 12.0 en noviembre, un poco más débil de lo proyectado, luego de saltar 6.2 puntos a 19.8 en octubre. La región continúa recuperándose de la caída a un mínimo histórico de -74,0 en abril. Este es el cuarto mes de expansión gracias a la reapertura de la economía y al repunte del petróleo.

El PMI de Chicago cayó otros -2,9 puntos a 58,2 en noviembre y es el más débil desde los 51,2 de agosto. Esto sigue a la caída de 1,3 puntos a 61,1 en octubre, ya que el índice continúa devolviendo parte del fuerte rebote de 11,2 puntos a 62,4 en septiembre, que fue la impresión más alta desde diciembre de 2018. Pero el promedio móvil de tres meses mejoró a 60,6 desde 58,2 en octubre. .

El gasto en construcción superó las estimaciones con un aumento del 1,3% en octubre. La fuerza se concentró en la construcción residencial en general y la construcción residencial nueva en particular, junto con un repunte bienvenido en la construcción pública, aunque la trayectoria de la construcción no residencial fue más débil de lo esperado.

Dos semanas de aumentos en las reclamaciones y muchos estaban empezando a preocuparse de nuevo. Las solicitudes iniciales de desempleo vieron buenas noticias esta semana. Las reclamaciones experimentaron una caída considerable, cayendo 75K desde la lectura revisada al alza de la semana pasada de 787K. Se esperaba una disminución con pronósticos que pedían una caída a 775K.

Fuente: Bespoke

El descenso fue mucho mayor ya que las reclamaciones llegaron a 712.000. Eso es solo 1K por encima del mínimo pandémico de la primera semana de noviembre. Aunque todavía es una lectura históricamente alta, las afirmaciones han seguido acercándose a moverse por debajo del récord pre-pandémico de 695K de octubre de 1982. A pesar de las restricciones adicionales y los cierres selectivos, las empresas se están adaptando al contexto del virus actual.

Las nóminas no agrícolas aumentaron 245 mil en noviembre, más débil de lo esperado, pero no es realmente una sorpresa. Esto sigue a la ganancia de 610k de octubre y se produce después de las oleadas a fines de la primavera y el verano de entre 4,781k en junio y 1,493k en agosto. La tasa de desempleo bajó a 6,7% desde 6,9% y ha caído desde el máximo histórico de 14,7% en abril.

Vivienda.jpg

Las ventas de viviendas pendientes cayeron un 1,1% a 128,9 en octubre después de caer un 2,0% a 130,3 en septiembre. El índice subió un 8,8% a un máximo histórico de 132,9 en agosto.

Lawrence Yun, economista jefe de NAR:

“Las transacciones de viviendas pendientes experimentaron una pequeña caída con respecto al mes anterior, pero aún así superaron fácilmente las cifras del año pasado para octubre. El mercado de la vivienda aún está activo, pero es posible que estemos comenzando a ver un aumento en los precios de las viviendas que perjudica la asequibilidad. Tanto el inventario de viviendas en venta y las tasas hipotecarias están ahora en mínimos históricos “

“La combinación de estos factores, viviendas escasas y tarifas bajas, además de una demanda muy fuerte, ha llevado los precios de las viviendas a niveles que dificultan el ahorro para el pago inicial, particularmente entre los compradores primerizos, que no tienen el lujo de usar el valor acumulado de la vivienda de una venta para usarlo como pago inicial “. La flexibilidad del trabajo desde casa también ha aumentado la demanda de hogares tanto primarios como secundarios.

Economia global

El índice de producción global compuesto de J.P. Morgan, elaborado por J.P. Morgan e IHS Markit en asociación con ISM e IFPSM, registró 53,1 en noviembre, ligeramente por debajo del máximo de 26 meses de octubre de 53,3. El índice general ha señalado expansión durante cinco meses consecutivos.

El índice de actividad manufacturera global de J.P. Morgan registró 53,7 en noviembre, frente a 53 en octubre.

El Índice de Actividad Comercial de Servicios Globales de J.P. Morgan registró 52,2 en noviembre, ligeramente por debajo del 52,9 de octubre

A pesar de la continua negatividad de cómo Estados Unidos está respondiendo al evento del virus, se encuentra liderando la recuperación global. En conjunto, los datos de Markit muestran que la economía de EE. UU. Se está acelerando rápidamente, siendo noviembre el mejor mes desde septiembre de 2014 para la tasa de crecimiento de la manufactura, el mejor mes desde marzo de 2015 para la tasa de crecimiento de los servicios y el mejor mes desde marzo de 2015 para la compuesto ponderado por productos de estos dos indicadores.

Fuente: Bespoke

Sin duda, las cifras de “servicios” no fueron tan sólidas como la ruptura secuencial que vimos en la manufactura, pero en comparación con el resto de la economía mundial, Estados Unidos lo está haciendo mucho mejor que la mayoría.

Fuente: Bespoke

Como veremos en un minuto, la recuperación de China sigue siendo muy sólida. Si excluimos a China de esos gráficos, EE. UU. Está en auge en comparación con otras regiones del mundo. Otra razón para los máximos del mercado de valores de EE. UU.

Eurozone.gif

El PMI manufacturero de la zona euro IHS Markit ajustado estacionalmente cayó ligeramente durante noviembre, pero se mantuvo en un nivel indicativo de un fuerte crecimiento. Aunque el índice general cayó a 53,8 desde 54,8 en octubre, fue ligeramente mejor que la lectura flash anterior y señaló una mejora en las condiciones operativas de fabricación por quinto mes consecutivo. Además, el crecimiento se mantuvo muy por encima del promedio de la encuesta a largo plazo.

Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit:

“La producción manufacturera de la zona euro siguió creciendo a un ritmo decente en noviembre. Aunque la tasa de expansión se enfrió desde el máximo de 32 meses de octubre en medio de nuevas medidas de bloqueo, la expansión sostenida debería ayudar a suavizar el golpe económico de las restricciones del COVID-19, que duro al sector de servicios. La encuesta, por lo tanto, se suma a la evidencia de que la región evitará en el último trimestre del año una escala similar de recesión registrada en el segundo trimestre “.

“Alemania fue una vez más el principal motor de la expansión de la región, disfrutando de una tasa de crecimiento de la producción y de la cartera de pedidos que rara vez se ha superado en los 25 años de historia de la encuesta. Excluyendo a Alemania, el crecimiento de la producción estuvo a punto de estancarse y la entrada de nuevos pedidos disminuyó por primera vez desde junio. La divergencia resultante entre Alemania y el resto de la región en términos de crecimiento de la producción es ahora la más amplia registrada “.

Impulsada por una actividad de servicios muy reducida, la economía del sector privado de la eurozona volvió a la contracción durante noviembre por primera vez en cinco meses. Esto fue señalado por el índice de producción compuesto IHS Markit Eurozone PMI, que registró un nivel de 45,3, por debajo del 50,0 de octubre, pero ligeramente mejor que la lectura flash anterior.

Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit:

“La economía de la eurozona volvió a caer en una recesión en noviembre cuando los gobiernos intensificaron la lucha contra el COVID-19, y la actividad empresarial volvió a verse afectada por nuevas restricciones para combatir las segundas oleadas de infecciones de virus”.

“Sin embargo, esta es una disminución de una magnitud mucho menor que la observada en la primavera. A diferencia de principios de año, la manufactura ha seguido expandiéndose hasta ahora, impulsada en parte por la recuperación de la demanda de exportación, y el sector de servicios también está experimentando una desaceleración mucho menos profunda. que durante los primeros encierros “.

“La relativa resistencia de los servicios refleja en parte la demanda indirecta del sector manufacturero para el transporte y otros servicios de apoyo industrial, pero también refleja las medidas de bloqueo más flexibles en comparación con las observadas a principios de año”.

El índice de gerentes de compras para el sector manufacturero de China se ubicó en 52,1 en noviembre, frente al 51,4 de octubre. La cifra marca el noveno mes consecutivo por encima del índice de referencia de 50 que indica una expansión en la actividad cada mes y supera la estimación de 51,5, que es la mediana del pronóstico de 22 economistas encuestados por Reuters anteriormente. Esa es también la lectura más alta desde septiembre de 2017.

El índice general de manufactura Caixin China ajustado estacionalmente, un indicador compuesto diseñado para proporcionar una instantánea de una sola cifra de las condiciones operativas en la economía manufacturera, aumentó de 53,6 en octubre a 54,9 en noviembre para señalar la mejora más pronunciada en las condiciones desde noviembre de 2010. El La salud del sector ahora ha mejorado en cada uno de los últimos siete meses, lo que indica una recuperación sólida y sostenida del brote de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) a principios de año. Las empresas manufactureras en China registraron un fuerte y acelerado aumento de la producción durante noviembre, con la tasa de expansión más rápida en 10 años. Las empresas frecuentemente atribuyeron el aumento a mayores volúmenes de pedidos nuevos, así como a una mayor recuperación de las interrupciones relacionadas con COVID-19 observadas a principios de año.

El índice general de actividad comercial Caixin China ajustado estacionalmente aumentó de 56,8 en octubre a 57,8 en noviembre y señaló una expansión sustancial de la actividad de servicios. Además, la tasa de crecimiento fue la segunda más rápida desde abril de 2010, superada solo por la registrada en junio de 2020. La última lectura extendió la secuencia actual de aumento de la actividad comercial a siete meses, ya que el sector continuó experimentando una fuerte recuperación del COVID. 19 brote a principios de año.

Dr. Wang Zhe, economista sénior de Caixin Insight Group:

“En resumen, tanto el sector manufacturero como el de servicios se recuperaron a un ritmo más rápido, ya que la demanda extranjera siguió expandiéndose y el empleo experimentó una mejora sustancial. Los fabricantes comenzaron a aumentar los inventarios para satisfacer la fuerte demanda del mercado. Las medidas para los precios de los insumos y productos aumentaron. El indicador porque las expectativas comerciales se mantuvieron altas “.

“Esperamos que la recuperación económica en la era posterior a la epidemia continúe durante varios meses. Al mismo tiempo, decidir cómo retirar gradualmente las políticas de flexibilización lanzadas durante la epidemia requerirá una planificación cuidadosa, ya que aún existen incertidumbres dentro y fuera de China”.

El índice general de gerentes de compras IHS Markit Hong Kong SAR ajustado estacionalmente aumentó de 49,8 en octubre a 50,1 en noviembre. La última lectura fue la más alto desde marzo de 2018. Al situarse ligeramente por encima del nivel sin cambios de 50,0, el PMI indicó condiciones comerciales prácticamente sin cambios en el sector privado.

Bernard Aw, economista principal de IHS Markit;

“Las condiciones comerciales en todo el sector privado de Hong Kong se estabilizaron en noviembre, según los últimos datos del PMI. Sin embargo, una nueva ola de infecciones por COVID-19 había empañado la confianza empresarial, con un renovado endurecimiento de las medidas de contención que amenazaban con socavar la recuperación económica”.

La actividad y las ventas cayeron aún más, y estas últimas cayeron a un ritmo más lento. El empleo se redujo por segundo mes consecutivo, pero solo a una tasa marginal, con evidencia anecdótica de abandonos voluntarios y jubilaciones. “La lectura promedio del PMI de 49,9 para el cuarto trimestre hasta ahora es la más alta en casi tres años y es consistente con el crecimiento anual del PIB. Dicho esto, un resurgimiento global de casos de COVID-19 y las medidas para contener nuevas oleadas de infecciones a nivel local representan una desventaja riesgos para la recuperación “.

Japan.gif

La producción industrial japonesa también continúa repuntando, con las cifras preliminares de octubre superando las estimaciones por cuarta vez en cinco meses. La producción está ahora un 4,5% por debajo de las cifras de febrero y más del 20% por encima de sus mínimos.

El índice de gerentes de compras de manufactura de Japón de Jibun Bank, un indicador compuesto de una sola cifra del desempeño de la manufactura, subió levemente de 48.7 en octubre a 49.0 en noviembre. La última lectura fue la más alta desde agosto de 2019 y señaló solo un deterioro marginal en las condiciones generales, ya que el sector continuó dando pasos tentativos hacia condiciones operativas más estables.

Usamah Bhatti, economista de IHS Markit:

“El sector manufacturero japonés siguió avanzando hacia unas condiciones operativas más estables en noviembre. El PMI general se llevó a su lectura más alta en 15 meses en el último período de la encuesta, luego de caídas más suaves tanto en la producción como en los nuevos pedidos”.

“Sin embargo, persiste la preocupación de que las debilidades causadas por la pandemia de COVID-19 persistieron, ya que tanto la producción como los nuevos pedidos cayeron por vigésimo tercer mes consecutivo. Además, las tasas de infección han aumentado tanto en los mercados nacionales como internacionales, lo que resultó en un renovado caída de los pedidos de exportación, lo que frenó aún más la confianza “.

“Sin embargo, los fabricantes japoneses continúan reportando una perspectiva positiva más allá de las preocupaciones inmediatas que rodean al sector. Alrededor del 33% de los encuestados prevén un aumento en la producción durante el próximo año en medio de la esperanza de que la pandemia se disipe y una sólida recuperación económica. Actualmente, IHS Markit espera que la producción industrial crezca un 7,3% en 2021, aunque esto es desde una base más baja y no recupera completamente la producción perdida por la pandemia “.

El Índice de Actividad Empresarial de Servicios de Japón ajustado estacionalmente registró 47,8 en noviembre, una fracción de 47,7 en octubre. La actividad se mantuvo firmemente en territorio de contracción, a pesar de caer al ritmo más lento en la secuencia actual de declive que comenzó en febrero.

Usamah Bhatti, economista de IHS Markit:

“Hubo indicios de que la recuperación tentativa en el sector de servicios japonés perdió impulso mientras el país luchaba con un resurgimiento de los casos de COVID-19. Aunque la tasa de disminución de la actividad se mantuvo prácticamente sin cambios en noviembre, una caída más pronunciada en los nuevos negocios significó que la demanda sigue siendo frágil en medio de la incertidumbre a corto plazo que rodea la duración de la pandemia “.

La incertidumbre también provocó una nueva caída en los niveles de empleo, aunque fue fraccional. Sin embargo, las empresas mantuvieron un fuerte optimismo de que las condiciones comerciales mejorarían en los próximos 12 meses. “La pérdida de impulso se extendió por todo el sector privado japonés, ya que la actividad se mantuvo firmemente en territorio de contracción en noviembre. El ritmo de declive se mantuvo prácticamente sin cambios desde octubre, y el sector de servicios más grande registró una caída más pronunciada que la manufactura”.

El crecimiento del sector manufacturero de la India perdió impulso en noviembre, pero la última lectura del PMI siguió siendo coherente con una fuerte tasa de expansión. Hubo aumentos más lentos en los pedidos de fábrica, las exportaciones, los niveles de compra y la producción. Mientras tanto, las restricciones de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) provocaron una nueva caída en las cifras de nómina. Los costos de insumos y los cargos por producción aumentaron a tasas aceleradas que, sin embargo, se mantuvieron por debajo de sus respectivos promedios a largo plazo. Con 56,3 en noviembre, el índice de gerentes de compras de fabricación IHS Markit India ajustado estacionalmente destacó una fuerte mejora en las condiciones comerciales. Sin embargo, la cifra principal bajó de 58,9 en octubre a un mínimo de tres meses.

Pollyanna De Lima, directora asociada de economía de IHS Markit:

“El sector manufacturero indio se mantuvo en el camino correcto hacia la recuperación, con un fuerte crecimiento de nuevos pedidos y producción sostenida durante noviembre. Aunque la moderación de las tasas de expansión observadas en el último mes no representa un revés importante, ya que han bajado desde más máximos de una década en octubre, un aumento en los casos de COVID-19 y la posibilidad de restricciones asociadas podrían socavar la recuperación “.

“Las empresas notaron que la pandemia fue el factor clave que pesó sobre el crecimiento durante noviembre, y que la incertidumbre relacionada con COVID también restringió la confianza empresarial. Por ahora, las empresas están proyectando un crecimiento sostenido de la demanda en el corto plazo y respondieron a esto aumentando la compra de insumos para aumentar su Sin embargo, el empleo se mantuvo en territorio de contracción y, según los informes, las empresas mantuvieron el número mínimo posible de trabajadores según las directrices del gobierno “.

El índice de actividad empresarial de servicios de la India ajustado estacionalmente registró por encima de la marca crítica de 50,0 que separa el crecimiento de la contracción por segundo mes consecutivo durante noviembre. A pesar de caer de 54,1 en octubre a 53,7, la última lectura seguía siendo indicativa de un sólido ritmo de expansión. Las empresas que señalaron un crecimiento de la producción comentaron sobre las mejores condiciones de demanda y la relajación de las restricciones de COVID-19.

Pollyanna De Lima, Directora Asociada de Economía:

“El sector de servicios de la India continuó recuperándose de las contracciones inducidas por el coronavirus registradas desde marzo hasta septiembre. Las empresas disfrutaron de un aumento adicional en la incorporación de nuevos empleos y respondieron a esto aumentando la actividad comercial y el empleo. El aumento de empleos fue marginal en el mejor de los casos, pero no obstante, el primero desde el inicio de COVID-19. También hubo una mejora en la confianza empresarial, lo que es un buen augurio para el empleo en los próximos meses “.

“La producción y las ventas en todo el sector privado se han mantenido bien, pero hubo algunas señales de que el crecimiento perdió impulso entre los productores de bienes y los proveedores de servicios. Como ha sido el caso en la mayoría de las naciones del mundo, el sector manufacturero superó a su contraparte de servicios como este último más afectados por la pandemia de COVID-19. Al informar sobre las limitaciones de crecimiento, las restricciones de viaje y la escasa afluencia de personas, ya que los consumidores optan por quedarse en casa y evitar contraer la enfermedad, siguieron siendo temas clave de la encuesta del PMI de servicios “.

El PMI general subió de 48,6 en octubre al nivel neutral de 50,0 en noviembre para señalar la estabilización de la salud del sector manufacturero de la ASEAN, poniendo fin a un período de declive de ocho meses que comenzó en marzo.

Lewis Cooper, economista de IHS Markit:

“Los datos de noviembre proporcionaron un pequeño rayo de positividad con respecto al sector manufacturero de la ASEAN. La producción aumentó por primera vez desde enero, y al ritmo más rápido en casi dos años y medio, en medio de un renovado aumento de nuevos pedidos. Las empresas continuaron reduciendo su personal, aunque los recortes de empleos fueron los menos generalizados desde febrero “.

“Con 50.0 en noviembre, la cifra principal señaló condiciones estables en el mes, simplemente resaltando que las cosas no fueron peores que en octubre. Aunque esta es una buena noticia en cierto sentido, y pone fin a la recesión de ocho meses, una cantidad sustancial de terreno para recuperar después del considerable impacto económico causado por la pandemia “.

“Además, con el aumento de los casos en todo el mundo y algunos países integrantes de la ASEAN imponiendo cierres más estrictos, es posible que las condiciones se deterioren nuevamente si la demanda de los clientes se ve reprimida por las medidas y las fábricas reducen la producción”.

“No obstante, las cosas están comenzando a moverse en la dirección correcta, y los últimos datos brindan una señal tentativa de que el sector manufacturero puede estar girando hacia una recuperación. Sin embargo, la mayor incertidumbre continúa nublando las perspectivas y nada es seguro”.

El índice de gerentes de compras de manufactura de Corea del Sur ajustado estacionalmente subió a 52,9 en noviembre desde 51,2 en octubre, marcando la lectura más alta del índice principal desde febrero de 2011. El ritmo de expansión fue sólido en general y señaló el fortalecimiento continuo de Corea del Sur. sector manufacturero a medida que la economía se recupera de la recesión causada por la pandemia de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

Usamah Bhatti, economista de IHS Markit:

“Los datos de noviembre proporcionaron una señal más de que el sector manufacturero de Corea del Sur continuó recuperándose bien luego de la interrupción anterior relacionada con COVID-19. La última lectura del PMI manufacturero fue la más alta desde febrero de 2011 e indicó que las condiciones operativas han mejorado sólidamente durante el cuarto trimestre hasta ahora . “

“Tanto la producción como los nuevos pedidos aumentaron aún más en el último período de la encuesta, ya que los fabricantes informaron de condiciones operativas más estables y la liberación de la demanda reprimida. Además, la demanda internacional experimentó un aumento más fuerte en noviembre, impulsada por mercados de exportación clave en la región de Asia Pacífico . “

En medio de la presión sobre la capacidad, las empresas señalaron una estabilización en los niveles de personal, poniendo fin a un año y medio de despido continuo. “Los fabricantes de Corea del Sur informaron una perspectiva significativamente optimista para la actividad durante los próximos 12 meses. IHS Markit pronostica actualmente que la producción industrial crecerá un 1,6% en 2021, con expectativas de que sea un impulsor clave del crecimiento económico de Corea del Sur”.

El índice de gerentes de compras IHS Markit / CIPS UK ajustado estacionalmente subió a un máximo de 35 meses de 55,6 en noviembre, frente a 53,7 en octubre. El PMI ahora ha señalado expansión durante seis meses consecutivos.

Rob Dobson, director de IHS Markit:

“El crecimiento del sector manufacturero del Reino Unido se recuperó en noviembre, impulsado temporalmente por la 'compra del Brexit' entre los clientes y el impulso continuo de la reapertura de las economías tras los bloqueos a principios de año. Los efectos se sintieron más fuertes entre las empresas que suministran insumos a otras empresas como almacenes were restocked, and among producers of investment goods such as machinery and equipment. The weak point was the consumer goods industry, which saw lower output and new order intakes amid depressed household sentiment caused by mounting job losses and the UK re-entering lockdown.”

“Whether the upturn of manufacturing production can be sustained into the new year is therefore highly uncertain, especially once the temporary boosts from Brexit purchasing and stock building wane. On this front some reassurance is provided by the survey's gauge of business optimism. Confidence has risen to a level not seen since late-2014, with over three fifths of manufacturers (61%) still expecting to raise output over the coming year. On the other hand, many manufacturers remain very concerned about the outlook and generally reluctant to expand capacity, hence employment fell for the tenth month in a row.”

The seasonally adjusted IHS Markit/CIPS UK Services PMI Business Activity Index dropped to 47.6 in November from 51.4 in October. As a result, the index was below the crucial 50.0 no-change level for the first time in five months. The latest reading was higher than the earlier “flash” estimate in November (45.8) and signaled a much slower downturn in business activity than the survey-record low seen in April (13.4).

Tim Moore, Economics Director at IHS Markit:

“New lockdown measures and tighter pandemic restrictions unsurprisingly tipped UK private sector output back into decline during November. However, the collateral damage on areas outside of hospitality, leisure and travel has been far more modest than in the first lockdown period. Back in April, nearly 80% of all service providers reported a monthly drop in business activity, while the equivalent figure was only 30% in November.”

“The final Services PMI reading is also almost two points higher than the earlier 'flash' estimate of 45.8, highlighting that the speed of the downturn was not as steep as suggested by the early responses to the survey in November. Overall service sector output was still severely impacted by widespread business closures among consumer-facing service providers, but other types of firms often commented on successfully adapting to the new lockdown restrictions and seeing a reduced impact on client spending than initially expected.”

Canada.jpg

The headline seasonally adjusted IHS Markit Canada Manufacturing Purchasing Managers' Index registered 55.8 in November, up slightly from 55.5 in October, signaling another robust expansion in business conditions. The headline index has now posted above the 50.0 no-change thresholds in each month since July.

Shreeya Patel, Economist at IHS Markit:

“Latest survey data shows encouraging signs at the Canadian manufacturing sector as it continues to recover from the second quarter downturn. New orders, output and employment all continue to expand in November. At the same time, businesses foresee an improvement in production levels in the year ahead after a sustained period of growth was recorded in domestic demand.”

That said, supplier delivery times lengthened markedly with material shortages and travel restriction often mentioned. “Looking ahead, the increasing number of COVID-19 cases has led to tightening lockdown restriction in major manufacturing regions. With a resurgence in case numbers, and further lockdown measures announced, the sector could face softer growth prospects or a second dip in the coming months.”

At 43.7 in November, little-changed from 43.6 in October, the seasonally adjusted IHS Markit Mexico Manufacturing PMI pointed to a ninth consecutive monthly deterioration in business conditions. The contraction was the weakest since March, but faster than any recorded before the COVID-19 outbreak (since data collection started). The last time the PMI was in growth territory was in October 2019.

Pollyanna De Lima, Economics Associate Director at IHS Markit:

“Mexico's manufacturing downturn showed no signs of abating, with PMI data for November highlighting sharper contractions in output, exports and total sales. With demand being unresponsive to price-discounting strategies, a recovery in the near-term seems unlikely.”

“Other measures like employment, input buying and stocks all remained in negative territory in November and pointed to ongoing difficulties among producers, who continue to keep a lid on costs amid future uncertainty. What's more, businesses have plenty of excess capacity and foresee lower production volumes in the coming 12 months. Pessimism towards future output has been recorded in eight of the past nine months.”

“Anecdotal evidence provided by survey members largely linked the deterioration in the health of the sector to the COVID-19 pandemic and controls imposed to stop the disease from spreading. Many firms associated the downturn in sales with their clients' businesses being closed.”

The Political Scene

A bipartisan fiscal relief package was unveiled on Tuesday in the $900 billion range as a step in the right direction, but would still require negotiation on some key Democratic priorities to see potential passage before the end of the year.

Notably, Sen. Majority Leader McConnell also released a competing outline with significantly less funding, highlighting ongoing diverging priorities. President-elect Biden appeared open to the more targeted compromise package in remarks made at the formal introduction of his economic team on Tuesday and referred to a lame-duck package as “just a start” before his administration seeks more significant funding in 2021.

So for now potential roadblocks are slowly decreasing and political pressure is building for action heading into year-end. Majority Leader McConnell continues to focus on the need for a general business liability shield related to COVID-19 infections. The “meet-in-the-middle” proposal does include a liability shield though only a temporary one; how that would fare in the House is an open question even if Speaker Pelosi agrees to it.

The key battlegrounds in Congress appear to be the degree and type of aid for state and local governments and the liability shield; everything else is more or less negotiable. It's notable that the consensus plan does not contain stimulus checks and adds $300 per week to unemployment insurance benefits, with no word on eviction moratoriums.

Federal reserve 2.jpg

The Fed

The Federal Reserve released its qualitative assessment of US economic growth based on informal surveys from around the Federal Reserve districts. The final Beige Book of the year recorded a “modest or moderate” expansion in “most” districts across the country, though four of thirteen described “little or no growth” and five districts noted activity “remained below pre-pandemic levels” for at least some sectors. Further, four districts noted a slowing of activity following the November COVID surge.

Manufacturing, distribution and logistics, home building, and real estate were all cited as key areas of strength. Banks reported a “more widely anticipated” surge in delinquencies after retail, leisure, and hospitality sectors showed a deterioration. Most worryingly, while firms' outlooks “remained positive”, “optimism has waned” with concerns over the pandemic, public health restrictions, expiring unemployment benefits, and the nearing end of moratoriums on evictions and foreclosures all getting attention.

While investors remain focused on a Stimulus Bill, yields on the 10- and 30-year Treasury rose this week, putting rates back at their highest levels since March, before the economy was hit with a lockdown. The 10-year note rallied to close at 0.97%, rising 0.12% for the week.

Source: U.S. Dept. Of The Treasury

The 2-10 spread was 30 basis points at the start of 2020; it continues to widen standing at 81 basis points today.

Crude inventories experienced a draw for a second week in a row, falling by 0.68 million barrels compared to a 0.87 million barrel draw last week. That draw came despite further recoveries in domestic production and imports. Production rose to 11.1 million barrels per day, the highest since late October. While imports were higher, so too were exports leading to the narrowest deficit since September.

As for gasoline, inventories experienced the largest build since April, although that build is within the norm of the past five years. But gasoline demand remains very muted at the level since June.

What used to be an “event” is now just a sideshow. The OPEC meeting concluded with OPEC+ compromising on a small production hike of 500K barrels/day starting January.

The commodity is starting to show stability closing at $46.12 on Friday, gaining $0.59, which brings the three-week gain to $5.59.

Sentiment

AAII sentiment survey for this week shows the Bulls in the majority at 49%, a slight increase over last week.

Other sentiment surveys are echoing the exuberance among investors. The Investors Intelligence survey of equity newsletter writers likewise saw bullish sentiment rise again this week from what were already strong levels. 64.7% of respondents reported as bullish this week. That is in the top 3% of all readings in the history of the survey. The last time this reading on bullish sentiment was this elevated was in January of 2018.

The Technical Picture

December has continued where November left off, with more new market highs. The S&P closed at 3,699 posting its 29th high for the year.

The slow grind higher continues as the index rides just above the rising 20-day moving average (green line). At some point, we will see a test of that support line (3601), but until that occurs the trend is higher.

The Nasdaq, Russell 2000, Dow 30, and the Dow Transports all followed suit with new highs. All of the indices were positive on the week and since the breakout, the Russell 2000 extended its winning streak to six weeks. We have seen the indices record highs in unison before (late 2017, Q3 2018), and while there is always a pause that follows, the strength being exhibited should not be ignored.

No need to guess what may occur; instead it will be important to concentrate on the short-term pivots that are meaningful. However, the Long-Term view, the view from 30,000 feet, is the only way to make successful decisions. These details are available in my daily updates to subscribers.

Short-term views are presented to give market participants a feel for the current situation. It should be noted that strategic investment decisions should NOT be based on any short-term view. These views contain a lot of noise and will lead an investor into whipsaw action that tends to detract from the overall performance.

Buy-Sell logo.jpg

Individual Stocks and Sectors

Every day we hear analysts debate GROWTH or VALUE. I'm going to practice “selectivity” in the BEST companies whether they be small, mid or large caps, Growth, or Value. Companies that have prospered in this COVID challenged economy and will continue to prosper once this event is over.

My HIGH conviction list and outlook for 2020 will be published to members of my service in mid-December.

This statistic should surprise many. State governments are seeing a surprising increase in corporate tax revenue, as sales and income tax receipts are coming in better than expected. In California, revenue is running 19% (nearly $10b) above projections. Sales tax has increased by 9% and these statistics are running ABOVE 2019 numbers.

The top 1% of earners in California generate half of its personal income tax revenue. A rebounding stock market has increased by 20+% since the beginning of July has produced a gusher of revenue for blue states with sharply progressive tax systems. Remember that when some hypocritical bureaucrat says they don't care about the stock market.

Like many states, New York taxes unemployment benefits. Because the federal $600 in weekly enhanced jobless benefits more than offset wage losses for most unemployed workers, many states have been collecting more income tax revenue from workers who are unemployed than from lower-income folks who are working

Sales tax receipts in “Woe Is Me” New Jersey rose 3% from a year earlier and nonpartisan legislative analysts are forecasting that revenue will exceed Gov. Phil Murphy's projections by $1.4 billion for the fiscal year. The more one digs into these stats the more one sees the entire economic picture is not nearly as dire as some are suggesting, and those that continue to sell their “agenda” need to be challenged.

The entire COVID narrative has misled not only investors but the majority of the population. It has been filled with an “agenda” that the stock market sniffed out immediately. Never “buying into” the “stories” that were tossed around daily. While the mainstream analysts have been talking about how the economy and the markets can't move forward without stimulus for months on end, global stock markets have set sail during a synchronized global recovery.

Now let's wait for the gurus to tell us how these market highs aren't real at all.

With a gain of 10.75%, the S&P 500 just had its best November since 1928 when the index rose 11.99%. But while it was the best November in more than 90 years, it wasn't even the best month of 2020 as April's 12.68% gain still holds that lead. The Dow 30 had its best showing (+11.8%) since 1987. While many thought the Growth sectors were dead the NASDAQ Composite rose 11.7%. However, when the dust cleared the once lagging Russell 2000 posted its best month ever with a gain of 18.3% for the month.

A little over a month ago not many could imagine how the market could go up as we were watching the S&P 500 drop about 8% in the last two weeks of October. The worries over the election and the never-ending talk of the second wave of COVID-19 had market participants fearing the worst. The weak hands decided to leave the scene as we watched the stock market as it often does, frustrate a lot of people. They joined the group that believed they have all the answers every time they called a market top or by making ill-advised calls to run away from equities in 2020.

We all have heard the axiom “The stock market climbs a wall of worry”. Scott Grannis explored this phenomenon in a recent missive.

“There has been a modest decline in the Vix 'fear index' since the end of October, and a correspondingly modest rise in equity prices, which is probably due to the market breathing a sigh of relief that the uncertainties surrounding the U.S. elections have declined.”

Chart courtesy of Scott Grannis Blog:

In any event, the stock market is not greatly concerned about the “second wave” Covid flareup, most likely because we now know there are at least two vaccines that will be available shortly, with more likely on the way. Mr. Grannis appears to be aligned with what matters and dismisses the emotional bent that comes with investing in 2020.

If there is ANOTHER lesson that every investor should have learned it's the role technology plays in society today. It has taken over the trajectory of our economy. Anyone paying attention has noticed how the economic picture here in the U.S. has brightened. Disruptive Technology has been the bright light in this otherwise dark period. A factor that contributes to the all-time highs in the major indices as the market has recognized and embraced all of the “change” we have witnessed

The stock market is making new highs for several reasons, and none of them are delusional. For starters, all of the economic data that is posted isn't there to fill out the article. It's there to show how despite the COVID issues the economies are dealing with the virus handicap and pushing forward. Secondly, we are in a much better place than we were 5-6 months ago. Back then no one including the people that run the business world had no idea how long it would be before a vaccine for COVID-19 was available. Understandably, most then decided to postpone their capital investments until the fog cleared.

But when the distribution of an effective vaccine looks like it's around the corner, that mindset changes. Companies will now start to take action on long-term plans even before the economy is fully healed. The stock market has already sniffed out these positive changes. Much of the uncertainty, whether it was about vaccines or the elections, has now more or less passed.

Some uncertainty remains, it's never fully gone, but when we compare the unknowns of today to that of just six months ago, the risk to stay invested in great companies has substantially declined. Give thanks for the technology revolution that has made most of these positives happen. It is for those reasons, a double-dip that now seems to be the new “catch-phrase” while always possible, is unlikely.

If you try to make market decisions based on hypotheticals, you are probably going to have a rough time, and it's one of the reasons many people underperform the indices and are disappointed with their performance over the long run and are now in need of “portfolio repair.”

There will ALWAYS be something that could go wrong and upset the stock market backdrop. The sooner one stops making decisions based on “what could happen” and instead makes decisions based on “what is happening,” the more likely they are to succeed.

The title of the article says it all and the economic data that is posted is also telling a story. Some may still be surprised, but what is occurring has been telegraphed here all during this stock market rebound. Contrary to some beliefs, there are no secrets to investing that only the pros know about. It comes down to common sense. The past two elections and the recovery from the global pandemic sell-off in February/March will go down in history as some of the best examples of why it pays to ignore the news and “what-ifs” and just focus on the message of the market.

Please allow me to take a moment and remind all of the readers of an important issue. I provide investment advice to clients and members of my marketplace service. Each week I strive to provide an investment backdrop that helps investors make their own decisions. In these types of forums, readers bring a host of situations and variables to the table when visiting these articles. Therefore it is impossible to pinpoint what may be right for each situation.

In different circumstances, I can determine each client's personal situation/requirements and discuss issues with them when needed. That is impossible with readers of these articles. Therefore I will attempt to help form an opinion without crossing the line into specific advice. Please keep that in mind when forming your investment strategy.

Thank you #2.jpg to all of the readers that contribute to this forum to make these articles a better experience for everyone.

Best of Luck to Everyone!

Investors have struggled through one of the most emotional stock markets in history. Many listened to that emotion and now find themselves in the need of “portfolio repair”. It's time to graduate.

When others were scrambling around advising clients to get in the trenches and prepare for the worst, the following articles were released to my subscribers;

May 28th

Weekly Market Monitor: The BULL Is Back.

June 6th

Interim Update June 6th- Up, Up, And Away.

Savvy Investors have enjoyed a profitable year as that messaging set the table for members of my service in 2020. Please consider joining  our select group.Â

Divulgar: I am/we are long EVERY STOCK/ETF IN THE SAVVY PLAYBOOK. Yo mismo escribí este artículo y expresa mis propias opiniones. No estoy recibiendo compensación por ello (aparte de Seeking Alpha). No tengo ninguna relación comercial con ninguna empresa cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Divulgación adicional: My portfolios are ALL positioned to take advantage of the bull market with NO hedges in place.

This article contains my views of the equity market, it reflects the strategy and positioning that is comfortable for me.

IT IS NOT A BUY AND HOLD STRATEGY. Of course, it is not suited for everyone, as each individual situation is unique.

Hopefully, it sparks ideas, adds some common sense to the intricate investing process, and makes investors feel calmer, putting them in control.
The opinions rendered here, are just that – opinions – and along with positions can change at any time.

As always I encourage readers to use common sense when it comes to managing any ideas that I decide to share with the community. Nowhere is it implied that any stock should be bought and put away until you die.

Periodic reviews are mandatory to adjust to changes in the macro backdrop that will take place over time. The goal of this article is to help you with your thought process based on the lessons I have learned over the last 35+ years. Although it would be nice, we can't expect to capture each and every short-term move.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí