FOTO DE ARCHIVO BW

El crecimiento de la OFERTA DE DINERO continuó disminuyendo en septiembre cuando los préstamos bancarios se desaceleraron a un mínimo de 13 años, y los prestamistas se volvieron cautelosos al otorgar crédito en medio de la pandemia del coronavirus, que ha sumido a la economía en una recesión.

M3, que se considera la medida más amplia de liquidez en una economía, creció un 12,3% en septiembre, disminuyendo desde el ritmo revisado a la baja del 13,7% registrado el mes anterior, datos preliminares del Bangko Sentral ng Pilipinas (BSP) publicados el martes. mostró. El crecimiento de la liquidez se ha desacelerado durante cuatro meses consecutivos desde el 14,9% de junio.

El banco central dijo que la demanda de crédito impulsó el crecimiento de la oferta monetaria en septiembre.

Los siniestros domésticos aumentaron 8.2% en septiembre, desacelerándose desde la expansión del 10% en agosto.

Los activos netos frente al gobierno central crecieron un 45,7%, disminuyendo también frente al 50% registrado el mes anterior, debido a los menores requisitos de financiamiento del gobierno en septiembre.

Mientras tanto, los activos frente al sector privado, impulsados ​​principalmente por préstamos a fiempresas y hogares, subieron un 1,4% en septiembre, desacelerándose desde la expansión del 3,6% en el mes anterior, arrastrada por “la actividad económica restringida y el desempeño débil del sector corporativo”, dijo el BSP.

Por otro lado, los activos externos netos en términos de pesos crecieron a un ritmo más rápido de 20,6% frente al 18% del mes anterior, lo que refleja la continua acumulación de reservas internacionales brutas del país que se ubicaron en $ 98,95 mil millones a fines de agosto.

“De manera similar, el crecimiento en el NFA de los bancos se aceleró, ya que los pasivos externos de los bancos disminuyeron debido a la reducción de las letras y bonos por pagar”, dijo el BSP.

CRECIMIENTO DEL PRÉSTAMO BANCARIO AL MÍNIMO DE 13 AÑOS
Mientras tanto, los préstamos bancarios se relajaron hasta alcanzar un mínimo de 13 años en septiembre fifinanciero fiLas empresas fueron más conservadoras y endurecieron sus estándares crediticios en medio de la pandemia.

Los datos del BSP publicados por separado mostraron que los préstamos pendientes concedidos por los bancos universales y comerciales aumentaron un 2,8% en septiembre, disminuyendo desde el 4,7% de agosto y marcando el ritmo más lento desde el 2,4% observado en junio de 2007.

Incluidos los acuerdos de recompra inversa, el crecimiento del crédito bancario se desaceleró a 2.9% desde el 5.6% registrado el mes anterior.

“La caída generalizada del crecimiento bancario seFloridaAfecta la tolerancia reducida de los bancos al riesgo, la disminución de la demanda de préstamos debido, a su vez, a las débiles perspectivas comerciales y de ingresos y el cambio observado por las empresas no financieras hacia fuentes alternativas de fondos ”, dijo el banco central.

Los préstamos para actividades productivas, que representaron el 87,1% del crédito total ese mes, aumentaron un 2,4%, desacelerándose desde el 4,1% de agosto.

El BSP dijo que los préstamos desembolsados ​​a sectores clave continuaron contrayéndose, particularmente en manufactura (-2,6%) y comercio mayorista y minorista y reparación de vehículos automotores y motocicletas (-3,4%).

Por otro lado, los siguientes sectores contribuyeron al crecimiento general de los préstamos a la producción: actividades de salud humana y trabajo social (44,5%); información y comunicación (9,7%); transporte y almacenamiento (8,4%); bienes raíces (7,3%); y suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado (3%).

En tanto, el crédito bancario a los hogares aumentó un 10,2%, por debajo del 12,9% registrado el mes anterior, debido a una desaceleración en los préstamos para automóviles y tarjetas de crédito, según el BSP.

“De cara al futuro, el BSP sigue preparado para calibrar sus instrumentos monetarios según sea necesario para garantizar una liquidez y un crédito nacionales adecuados en apoyo de la actividad económica en medio de la pandemia de COVID-19”, dijo el banco central.

“El BSP enfatiza que su postura de política monetaria acomodaticia, junto con las iniciativas fiscales y de salud en curso del Gobierno Nacional, sigue siendo crucial para respaldar el sentimiento del mercado y la actividad crediticia. De cara al futuro, el BSP reafirma al público su compromiso de desplegar toda su gama de instrumentos según sea necesario para garantizar que la liquidez y el crédito internos sigan siendo adecuados en medio de importantes trastornos económicos debido a la actual crisis de salud ”, agregó.

El economista senior de ING Bank N.V. Manila, Nicholas Antonio T. Mapa, dijo que los bancos están siendo cautelosos al otorgar préstamos a pesar del alivio regulatorio y las medidas de estímulo del BSP mientras la pandemia continúa nublando las perspectivas económicas del país.

“Los bancos trabajarán doblemente duro para examinar y medir la solvencia crediticia dados los factores de riesgo muy plausibles en estos tiempos, mientras que los hogares y firms puesto off planes de expansión agresivos hasta que mejoren las perspectivas ”, dijo Mapa en un correo electrónico.

“La desaceleración del crédito bancarioFloridaEfecta las tendencias actuales reportadas en el producto interno bruto (tercer trimestre) ficifras con formación de capital en cráteres como ambos filas empresas y las empresas retienen las inversiones de alto valor para esperar a que pase la tormenta ”, agregó. “Parece que, por ahora, con la recuperación económica incierta, los préstamos bancarios y la actividad de inversión en general estarán congelados, sin importar lo que BSP saque de su proverbial y profundo conjunto de herramientas”.

El banco central ha recortado las tasas en un total de 175 puntos básicos (pb) este año, bajando las tasas de las facilidades de recompra inversa, préstamos y depósitos a un día a mínimos históricos de 2,25%, 2,75% y 1,75%, respectivamente.

También redujo drásticamente el coeficiente de reservas obligatorias (RRR) de los grandes bancos en 200 pb al 12%, mientras que el RRR de los bancos rurales y de ahorro se redujo en 100 pb a tres y dos por ciento, respectivamente.

El producto interno bruto (PIB) de Filipinas se contrajo un 11,5% interanual en el período de julio a septiembre, marcando su tercer trimestre consecutivo de contracción.

En lo que va de año, el PIB se contrajo un 10%. El gobierno espera que la economía se contraiga entre un 4,5% y un 6,6% este año. – L.W.T. Noble

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí