2/2

© Reuters. El presidente de Estados Unidos, Trump, llega en viaje de campaña al aeropuerto municipal de Morristown en Morristown, Nueva Jersey

2/2

Por Jason Lange y Steve Holland

WASHINGTON (Reuters) – La campaña de reelección del presidente Donald Trump rechazó el jueves los pedidos de nuevas reglas para gobernar los dos próximos debates entre él y el retador demócrata Joe Biden, luego de un primer enfrentamiento marcado por constantes interrupciones y arrebatos.

A poco más de un mes de las elecciones del 3 de noviembre, los dos candidatos luchan por la pequeña porción del electorado que permanece indecisa, con una nueva encuesta de Reuters / Ipsos que muestra que la mayoría de los votantes ya han tomado una decisión.

Tras el debate del martes por la noche en Cleveland en el que Trump interrumpió y habló con regularidad tanto sobre Biden como sobre el moderador, la comisión de debates presidenciales dijo que adoptaría cambios para permitir una “discusión más ordenada” con el próximo debate programado para el 15 de octubre en Miami.

Hubo especulaciones inmediatas de que podría incluir un botón de silencio para limitar las interrupciones que plagaron el encuentro inicial entre Trump y Biden, el primero de tres antes de las elecciones.

“¿Por qué permitiría que la Comisión de Debate cambiara las reglas para el segundo y tercer debate cuando gané fácilmente la última vez?” Trump preguntó en un tuit el jueves.

No indicó si un cambio en las reglas afectaría su participación o no. Ambas campañas acordaron las reglas del debate del martes, que había previsto seis secciones de 15 minutos en las que cada candidato tenía dos minutos para responder una pregunta sin interrupción antes de comenzar una ida y vuelta.

“No queremos ningún cambio”, dijo el asesor principal de campaña de Trump, Jason Miller, en una conferencia telefónica con periodistas sobre los debates. Los funcionarios de la campaña no respondieron a una pregunta sobre si Trump estaría de acuerdo en cumplir con las reglas existentes.

El enfrentamiento de 90 minutos del martes provocó críticas generalizadas a Trump y, en menor medida, a Biden. El presidente republicano acosó repetidamente a Biden y cuestionó su inteligencia, mientras que el candidato demócrata calificó a Trump de racista, mentiroso y el peor presidente de la historia.

En un comunicado el miércoles, la comisión de debates dijo que pronto anunciaría cambios en el formato de debate.

El portavoz de la campaña de Biden, Andrew Bates, dijo que el exvicepresidente participaría en los próximos debates según las reglas establecidas por la comisión de debates.

“La única pregunta real que queda es si el presidente comenzará a seguir las reglas en los próximos dos debates”, dijo Bates en un correo electrónico.

CARGOS DE MICHIGAN

La campaña también se está desarrollando en contra de las disputas sobre la votación por correo durante la pandemia de coronavirus. La procuradora general de Michigan, Dana Nessel, una demócrata, acusó a dos agentes políticos conservadores de delitos graves el jueves por supuestamente intentar disuadir a la gente de votar por correo.

La oficina de Nessel dijo que los dos hombres estaban detrás de llamadas telefónicas computarizadas a casi 12,000 personas en Detroit y otras áreas urbanas, en las que una grabación hacía afirmaciones falsas de que las personas que votaban por correo podrían estar sujetas a un mayor escrutinio por parte de la policía y las compañías de tarjetas de crédito que buscan pago.

Trump ha dicho repetidamente sin evidencia que un cambio a la votación universal por correo conduciría a un fraude en las elecciones de noviembre. Millones de estadounidenses han emitido su voto en ausencia por correo durante años sin tales problemas.

Biden lidera a Trump en la mayoría de las encuestas nacionales de opinión pública, pero las encuestas también muestran que los dos están codo a codo en varios estados que podrían determinar al ganador del concurso.

En una encuesta de Reuters / Ipsos realizada en todo el país de martes a jueves, el 50% de los posibles votantes dijeron que respaldaban a Biden, mientras que el 41% dijo que estaban votando por Trump. El cuatro por ciento dijo que estaba votando por un candidato de un tercer partido y el 5% no estaba seguro. El 87 por ciento de los votantes probables dijeron que ahora estaban “completamente seguros” sobre su elección para presidente, según la encuesta.

Más de 2 millones de votantes ya han emitido sus votos, y se espera un aumento de la votación anticipada y por correo este año debido a la pandemia de coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí