Por Rachael Pace

El matrimonio es algo hermoso. Son dos personas comprometidas que construyen su vida juntas. Pero cuando dijiste “Sí, quiero”, probablemente nunca imaginaste que estarías viviendo una pandemia global que causaría un estrés financiero severo para millones, y las preocupaciones por el dinero se interpondrían entre tú y tu cónyuge.

Los problemas financieros y el estrés financiero pueden afectar su matrimonio de muchas maneras diferentes. Su salud, su intimidad física y emocional y su hogar pueden verse afectados negativamente por cuestiones de dinero. Por eso es tan importante aprender a hacer que el matrimonio y las finanzas funcionen juntos.

No permita que sus finanzas pongan un estrés innecesario en su relación o causen infelicidad en su matrimonio. Aquí hay cinco formas en que los problemas financieros pueden afectar negativamente a un matrimonio y lo que puede hacer para fortalecer su relación para que puedan resolver sus dificultades juntos.

Cómo los problemas económicos pueden dañar su matrimonio

1. Aumenta el estrés

Tu matrimonio no debería ser algo que te haga sentir peor contigo mismo; debería ser tu santuario. Pero de alguna manera, cuando se mezcla el matrimonio y las finanzas, es una receta para el estrés. Y la investigación muestra que las parejas que se encuentran en una situación de bajos ingresos tienen más probabilidades de verse afectadas por el estrés y los problemas de salud mental.

El estrés no solo aumenta los niveles de irritación. Los expertos encuentran que el estrés puede dañar el matrimonio y la salud física y mental. Tener una gran cantidad de estrés en su vida puede llevar a:

  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Dolor de barriga
  • Falta de paciencia
  • Arrebatos de ira
  • Cambios en la alimentación
  • Inquietud
  • Un cambio en el deseo sexual / disminución de la libido, lo que limita la intimidad importante que promueve la unión en un matrimonio.
  • Depresión
  • Dificultad para dormir
  • Presión arterial más alta
  • Ansiedad

Esta es una lista corta comparada con todos los problemas emocionales y físicos que el estrés puede tener en su salud y en su matrimonio.

2. Genera resentimiento

La lucha por el dinero no es un fenómeno nuevo para las parejas. En un estudio de más de 740 casos de conflicto matrimonial entre 100 parejas, se descubrió que el dinero es el tema más común y recurrente sobre el que discuten las parejas.

Si usted y su cónyuge hablan continuamente sobre los mismos temas financieros sin resolver ningún problema, podría generar resentimiento en su relación. Puede empezar a sentir que su cónyuge no le escucha o que no le importan sus sentimientos.

3. Daña la comunicación y la confianza

En una encuesta sobre dinero, el 68% de las parejas admitieron que preferirían revelar cuánto pesan antes que compartir cuánto dinero hay en su cuenta de ahorros. Estos hallazgos resaltan lo difícil que es para las parejas hablar abiertamente sobre sus finanzas.

Cuando surgen problemas financieros en su matrimonio, pueden dañar sus habilidades de comunicación y dañar la confianza entre usted y su pareja.

4. Hace que las parejas se enfrenten entre sí

¿Puede el dinero volverse contra las parejas felices? Sin duda, la respuesta es sí. Los problemas financieros dentro de un matrimonio pueden llevar a que uno de los cónyuges gaste demasiado, sea tacaño con las finanzas o sienta que sabe mejor que su cónyuge sobre cómo manejar las facturas mensuales.

Las parejas deben llegar a comprender cómo se deben gastar, ahorrar y compartir las finanzas del hogar si quieren que su matrimonio sobreviva en el tiempo.

5. Reduce las oportunidades

Los expertos coinciden en que las dificultades económicas pueden reducir las oportunidades para su futuro como pareja. Perder su trabajo, traer una cantidad significativa de deudas al matrimonio o tener un historial crediticio deficiente pueden limitar severamente las opciones financieras que tiene como pareja casada. La falta de ingresos puede impedirle comprar una casa, comprar un automóvil, viajar, ahorrar para la jubilación e incluso formar una familia.

Otros artículos de AllBusiness.com:

4 formas de resolver problemas financieros juntos

1. Habla abiertamente

La comunicación es la piedra angular de un matrimonio exitoso. Los estudios muestran que las parejas que se comunican entre sí de manera positiva experimentan niveles más altos de satisfacción marital y menos negatividad en la relación. Los socios deben aprender a comunicarse de manera eficaz si quieren trabajar juntos para abordar y resolver problemas financieros.

Una buena comunicación implica escuchar a tu pareja sin interrupciones ni distracciones. Deben sentir que cuentan con toda su atención. Si desea comunicarse bien, debe validar los sentimientos de su cónyuge, ser honesto y ser amable y respetuoso durante los desacuerdos. Ser accesible de esta manera ayudará a su pareja a sentirse más cómoda acudiendo a usted con asuntos de dinero.

2. Empiece a priorizar

Hacer un presupuesto y establecer prioridades es una parte importante para hacer que sus finanzas funcionen en el matrimonio. Mientras están entre trabajos o lidiando con un ingreso familiar reducido, las parejas deben aprender a presupuestar su dinero.

Prioriza lo importante. Por ejemplo, si su cónyuge ha decidido quedarse en casa durante el próximo año para criar a su hijo antes de volver al trabajo, puede eliminar los gastos excesivos de su presupuesto anual, tal vez renunciar a las vacaciones, las comidas en restaurantes o cualquier compra innecesaria durante este tiempo.

3. Acepta ayuda

No se sienta demasiado orgulloso para aceptar la ayuda de amigos, familiares o su cónyuge en tiempos de problemas. Si está profundamente endeudado y le está causando estrés, y poco a poco está consumiendo su felicidad y posiblemente su capacidad para conservar su hogar, no sería prudente rechazar cualquier ayuda.

De manera similar, si ha acumulado una deuda personal antes de casarse, no le niegue a su cónyuge la oportunidad de ayudarlo a pagarla.

4. Establezca metas

Una forma en que puede encontrar alegría al evaluar su matrimonio y sus finanzas es establecer metas pequeñas y alcanzables. Por ejemplo, establezca como meta ahorrar entre 50 y 100 dólares al mes. Este es dinero que eventualmente puede destinar a viajes, renovar su hogar, salir en las noches de citas mensuales o incluso irse en caso de emergencia.

Y cuando logres tus metas, asegúrate de celebrarlas. Los estudios muestran que las parejas que validan los sentimientos del otro con positividad experimentan una conexión emocional más estrecha que las parejas que no se celebran entre sí.

Toma el control de tu futuro financiero

Incluso con el mejor presupuesto, aún pueden surgir problemas financieros. No dejes que te quite la felicidad en tu relación. Habla abiertamente, prioriza tus gastos, establece metas y acepta ayuda. Esto te ayudará a combinar el matrimonio y las finanzas de una manera que no te deje deseando el divorcio.

RELACIONADO: Sin dinero en efectivo por el coronavirus: ¿debería recurrir a mi fondo de jubilación para obtener alivio?

Sobre el Autor

Post por: Rachael Pace

Rachael Pace es una destacada escritora asociada actualmente con Marriage.com. Ella brinda inspiración, apoyo y empoderamiento en forma de sus artículos y ensayos motivadores. A Rachael le gusta estudiar sobre las formas cambiantes de relaciones amorosas de hoy en día y le apasiona escribir sobre todo tipo de conexiones románticas. Ella cree que todos deben dejar espacio para el amor en sus vidas y alienta a las parejas a trabajar juntos para superar sus desafíos.

Sitio web: www.marriage.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí