La Gran Presa del Renacimiento de Etiopía está cada vez más cerca de su finalización, reavivando las controversias ambientales y políticas que han perseguido el proyecto desde el principio hace casi 10 años. Además, las imágenes de satélite recientes muestran un aumento constante en la cantidad de agua retenida por la nueva mega presa. Mahemud Tekuya explica lo que está en juego.

La disputa actual sobre la Gran Presa del Renacimiento de Etiopía está directamente relacionada con los tratados del Nilo de la época colonial. Durante la lucha por África, controlar la fuente del Nilo era un objetivo colonial importante para los británicos. En 1902, el Reino Unido y Etiopía concluyeron el Tratado anglo-etíope en el que Etiopía acordó no arrestar ni bloquear totalmente el flujo del Nilo.

Luego estaba el Tratado Anglo-Egipcio firmado en 1929. Esto fue entre los británicos (en nombre de sus colonias, Sudán, Kenia, Tanzania y Uganda) y Egipto. El tratado evitó que las colonias británicas de África Oriental usaran el agua del Nilo sin el consentimiento de Egipto.

El tercer tratado fue el Tratado de las Aguas del Nilo de 1959 entre Egipto y Sudán. Esto asignó todo el flujo del Nilo entre los dos estados aguas abajo sin considerar los intereses de los estados aguas arriba, que lo rechazaron con vehemencia. En su lugar, pidieron una asignación equitativa de las aguas del Nilo sobre la base de un tratado para toda la cuenca.

Todos los países de la cuenca en ese momento negociaron y llegaron al Acuerdo Marco Cooperativo de la Cuenca del Nilo en 2010. Pero Egipto y Sudán rechazaron el acuerdo porque no reconocían su “derecho histórico” y “poder de veto” sobre los proyectos aguas arriba.

En mi opinión, este legado significaba que Etiopía no tenía más opción que comenzar a construir la Gran Presa del Renacimiento de Etiopía por sí misma. La presa tiene el potencial de cambiar el status quo establecido en esos tratados. Al mismo tiempo, cualquier acuerdo también tiene el potencial de mantener el status quo.

Entonces, detrás de las conversaciones en curso está la lucha entre cambiar o mantener legados coloniales.

¿Cuáles son las opiniones de Sudán y Egipto?

En general, la presa confiere enormes beneficios a Egipto y Sudán. Estos incluyen asegurar un flujo regular de agua, prevenir la sedimentación, reducir la evaporación y proporcionar electricidad más barata. Sudán ha apoyado el proyecto desde 2012 debido a estos beneficios. Pero Egipto sostiene que cualquier presa río arriba en el río Nilo amenaza el flujo del Nilo. El embalse de la Gran Presa del Renacimiento de Etiopía puede contener más de 70 mil millones de metros cúbicos de agua. Egipto inicialmente rechazó el proyecto por completo y luego exigió una reducción en el tamaño de la presa.

La presa está siendo construida por etíopes y está siendo financiada únicamente por Etiopía. Dirigida principalmente a la generación de energía, la presa también proporcionará agua para riego y protección contra inundaciones para los países aguas abajo.

Los tres países firmaron la Declaración de Principios en 2015. Esto proporciona el marco para las conversaciones sobre el primer llenado y la operación anual de la presa. Pero las preocupaciones de Egipto parecen haber cambiado para garantizar que obtenga su “cuota de agua histórica” ​​como se establece en el tratado de 1959. Eso sería 55.5 mil millones de metros cúbicos, 66% del flujo total del río.

El tratado también le dio a Sudán un 22% y dejó el resto (12%) para la evaporación. No reconoció los derechos de nueve países aguas arriba, incluida Etiopía, cuyo territorio aporta más del 85% del Nilo.

Egipto necesita una garantía de que el llenado y la operación de la represa del Renacimiento no afectará este acuerdo y lo que llama “uso y derechos existentes”. En otras palabras, Egipto necesita una garantía de que Etiopía no utilizará las aguas del Nilo para fines de consumo, incluido el riego, en el futuro.

El Cairo quiere un acuerdo para que los embalses de la presa se llenen durante un largo período, que dura unos 20 años. Y quiere poder de veto.

Además de algunas preocupaciones relacionadas con la seguridad, Sudán apoya el proyecto.

¿Cuáles son las posibilidades de un acuerdo?

Etiopía, Sudán y Egipto han estado negociando durante cinco años sobre el llenado y la operación anual de la presa. No han podido llegar a un acuerdo. Además del problema de asignación de agua, todavía tienen que resolver los problemas de mitigación de la sequía y los mecanismos para resolver disputas futuras.

Se han explicado tres mecanismos de mitigación de la sequía. Estos cubren la sequía, la sequía prolongada y los años secos prolongados. Pero la propuesta presentada inicialmente por Estados Unidos podría hacer que la presa no funcione y negarle a Etiopía el derecho a consumir agua del Nilo.

Dada la objeción de Etiopía a la propuesta, es poco probable que los tres países acuerden cómo mitigar las sequías futuras.

En cuanto a la resolución de disputas, Egipto necesita el próximo Tratado de la Gran Represa del Renacimiento de Etiopía para dar a un tercero el poder de tomar decisiones vinculantes sobre la represa.

En el pasado, Egipto y Sudán construyeron varias represas y embalses sin consultar, e incluso sobre las objeciones de Etiopía.

Dado que estos proyectos no están sujetos a la resolución obligatoria de disputas, y dado que no existe un mecanismo que rija el uso y las actividades de los estados aguas abajo (Egipto puede exportar agua a otro país, Etiopía no puede hacer nada al respecto), Etiopía no estará de acuerdo someter la Gran Presa del Renacimiento de Etiopía a la resolución obligatoria de disputas.

Además, la Declaración de Principios requiere que los tres países resuelvan futuras disputas solo mediante negociación, conciliación y mediación.

Por lo tanto, también es poco probable que los tres países resuelvan fácilmente este problema pendiente.

Pero sí veo dos posibilidades escasas en las que se puede llegar a un acuerdo.

La primera opción es que los tres países lleguen a un acuerdo provisional que rija el primer llenado (en los próximos dos años) de la presa. Este enfoque fragmentario les daría a los tres el tiempo necesario para generar confianza y resolver los detalles sobre la mitigación de la sequía y la resolución de disputas. El primer relleno no está entre los puntos conflictivos. Un acuerdo provisional sería de interés para Egipto y Sudán para evitar el llenado unilateral de la presa.

El único inconveniente de esta opción es que Etiopía parece estar decidida a llenar la presa, con o sin un acuerdo.

La otra opción es restringir el próximo tratado al llenado y operación anual de la presa. Los tres países pueden y deben abordar los problemas asociados con los tratados coloniales y de 1959 al declarar explícitamente que Etiopía puede utilizar de manera equitativa las aguas del Nilo aguas arriba de la presa.

La asignación de aguas entre los tres países, la mitigación de la sequía y la resolución de disputas deben dejarse al Marco Cooperativo de la Cuenca del Río Nilo. El marco ya ha establecido una organización que puede tomar medidas de mitigación de la sequía y tiene mecanismos obligatorios de resolución de disputas.

¿Cuáles son las posibles consecuencias de no llegar a un acuerdo?

Al menos durante los próximos dos años, llenar la Gran Presa del Renacimiento de Etiopía sin un acuerdo no tendrá ningún efecto en los dos países aguas abajo. Hay más que suficiente agua en el sistema para compensar la cantidad que Etiopía planea retener.

Dadas las relaciones históricas de los tres países y su dependencia del Nilo, es poco probable que vayan a la guerra. No espero que Egipto use la fuerza militar contra el estado que aporta el 86% del agua del Nilo, Etiopía. Pero debido a que Egipto y Sudán no quieren que Etiopía llene la presa sin un acuerdo, probablemente veremos más disputas diplomáticas y confrontaciones verbales.

Mahemud Tekuya, candidato JSD / Ph.D, Universidad del Pacífico.

Este artículo se vuelve a publicar de The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí