© Reuters. Cumbre de líderes de la UE en Bruselas

Por Jan Strupczewski y John Chalmers

BRUSELAS (Reuters) – Los líderes de la Unión Europea llegaron a un acuerdo sobre un plan de estímulo masivo para sus economías arruinadas por el coronavirus en una reunión previa al amanecer del martes después de una cumbre frenética que duró toda la noche y llegó a su quinto día.

El presidente de la Cumbre, Charles Michel, tuiteó “Deal” poco después de que los 27 líderes llegaron a un acuerdo en una sesión plenaria de las 5.15 a.m. (0315 GMT).

Mientras que otro funcionario presente en la cumbre dijo: “¡Conclusiones adoptadas!”.

Las autoridades dijeron que el acuerdo, que se produjo después de que Michel presentó compromisos sobre un fondo de recuperación de 750 mil millones de euros, es fundamental para disipar las dudas sobre el futuro del bloque.

La UE tardó en coordinar su respuesta inicial a la pandemia de COVID-19 y, ya debilitada por la salida de Gran Bretaña del bloque, un frente unido en materia de ayuda económica demostraría que puede hacer frente a una crisis y mantenerse unida.

“Ha sido una cumbre larga y una cumbre desafiante, pero vale la pena negociar el premio”, dijo el primer ministro irlandés, Micheal Martin, mientras la cumbre de Bruselas se acercaba a la duración récord establecida en una reunión de 2000 en la ciudad francesa de Niza de casi cinco días completos. .

Las naciones europeas han hecho un mejor trabajo al contener el coronavirus que Estados Unidos después de los primeros meses devastadores que golpearon particularmente a Italia y España, colaborando en los frentes médico, de viajes y económico.

El Banco Central Europeo ha inyectado dinero sin precedentes en las economías para mantenerlos en funcionamiento, mientras que las capitales trabajan en su fondo de recuperación.

Los diplomáticos dijeron que los líderes parecían dejar de lado el rencor que se interponía en el camino de un compromiso durante horas de regateo durante el fin de semana.

“STINGY Y EGOTISTICAL”

Las emociones habían subido mucho en una cena el domingo cuando un grupo de naciones del norte fiscalmente austeras lideradas por los Países Bajos se mantuvieron firmes en el nivel de las subvenciones gratuitas dentro de un fondo de recuperación especial propuesto de 750 mil millones de euros en general.

El presidente francés, Emmanuel Macron, perdió la paciencia en las primeras horas del lunes, golpeando su puño sobre la mesa frustrado por los “bloqueos estériles” de los “frugales”, dijeron dos diplomáticos.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, también criticó a los “frugales”, calificándolos de “un grupo de estados tacaños y egoístas” que miraban las cosas a través del prisma de sus propios intereses.

Polonia sería uno de los principales beneficiarios del paquete de recuperación, ya que recibiría decenas de miles de millones de euros en donaciones y préstamos baratos, junto con los países de alta deuda del borde mediterráneo que se han llevado la peor parte de la pandemia en Europa.

Pero la escaramuza retórica se desvaneció el lunes, y los líderes se centraron en un acuerdo sobre el paquete de estímulo y, vinculado a él, el presupuesto común de la UE para 2021-2027 de alrededor de 1,1 billones de euros.

Las esperanzas de un acuerdo para ayudar a abordar la recesión más profunda de Europa desde la Segunda Guerra Mundial hicieron que los costos de endeudamiento de Italia llegaran a su nivel más bajo desde principios de marzo y empujaron el euro a un máximo de 19 semanas.

Michel propuso que dentro del fondo de recuperación de 750 mil millones de euros, 390 mil millones deberían ser subvenciones no reembolsables, por debajo de los 500 mil millones originalmente propuestos, y el resto en préstamos reembolsables.

Los Países Bajos habían presionado por un veto a la ayuda para los países que retroceden en la reforma económica, pero los diplomáticos dijeron que ahora estaba dispuesto a respaldar un mecanismo de “cronómetro” por el cual los Estados miembros podrían frenar los desembolsos durante tres meses y tener ellos revisados.

Los desembolsos también estarán vinculados a los gobiernos que observen el estado de derecho. Hungría, respaldada por el aliado euroescéptico Polonia, había amenazado con vetar el paquete si los fondos se condicionaban a mantener la democracia, pero los diplomáticos dijeron que se había encontrado un camino a seguir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí