El año es 2020, y las empresas están sintiendo la peor parte de la pandemia mundial que ha golpeado.

Ha sido una prueba increíble para muchas empresas y en particular para los líderes empresariales, que han tenido que reaccionar y adaptarse muy rápidamente en circunstancias que cambian rápidamente.

La presión cada vez mayor de los empleados que se aíslan o están de baja por enfermedad, establecen trabajos remotos, toman medidas para mantener el negocio a flote, el equipo seguro y los clientes felices, ha requerido un estándar diferente de liderazgo. La “nueva normalidad” requiere nuevos líderes: líderes de Gandalf.

El personaje de Gandalf en El señor de los anillos de Tolkein y El hobbit no solo es motivador, impulsivo y compasivo, habilidades esenciales para administrar un negocio, sino que le da a dos personas una tarea que podría salvar al mundo. Él cree en ellos, está allí para apoyarlos durante su viaje y les brinda oportunidades para sobresalir realmente durante todo el tiempo que pasen juntos.

Las empresas necesitan líderes de Gandalf, que tengan la visión, pero que empoderen a otros para emprender el viaje y perseguir sus sueños.

Hay dos factores principales que impulsan esta necesidad: el entorno empresarial y las personas:

Si las empresas eran reacias a dejar que su fuerza de trabajo trabajara remotamente antes del Coronavirus, ahora se han visto obligados a darle una oportunidad y muchos han visto que los equipos pueden funcionar igual de bien si no están físicamente en una oficina. Los líderes se están dando cuenta de que la microgestión no funciona en este nuevo mundo de trabajo remoto. Alejarse de los detalles operativos es difícil, pero vale la pena. El líder empresarial tiene más libertad y tiempo para trabajar EN el negocio en lugar de EN él, y le da al equipo el espacio y el estímulo para desempeñarse y asumir la responsabilidad de su trabajo.

Los líderes de Gandalf saben la importancia de estar allí para su equipo, por lo que pueden guiarlos y brindarles apoyo cuando sea necesario. Hay una línea muy fina para los líderes de Gandalf: deben trabajar estratégicamente en el futuro del negocio, crear una visión que inspire y motive a su equipo, pero también necesitan darles libertad de desempeño mientras estén disponibles. para apoyarlos, aconsejarlos y guiarlos cuando sea necesario.

Los líderes de Gandalf saben que los negocios ahora y en el futuro son personas, clientes y empleados. Sabemos que la nueva generación de trabajadores ya no está impulsada por el dinero. Los clientes quieren experiencia, calidad, relación, sostenibilidad, productos y servicios producidos ecológicamente. Los empleados quieren diversión, flexibilidad, pasión, espíritu de equipo y tutoría.

Es crucial que los líderes empresariales detecten las pasiones y las habilidades ocultas que los miembros de su equipo no pueden ver por sí mismos. Con este ojo agudo, pueden brindar apoyo, educación y aliento a sus empleados, ayudándoles a desarrollarse como personas y prosperar en su papel, beneficiando así al negocio en su conjunto. Los empleados que se sientan nutridos dentro de la empresa querrán quedarse en los próximos años. Con estos empleados educados, motivados y profesionales, el negocio prosperará, porque continuarán creciendo y harán un excelente trabajo dentro del negocio y serán leales a la empresa.

Algunos consejos para los líderes de Gandalf:

Conoce a tu gente

Canaliza los poderes mágicos de Gandalf y comienza a notar a tu gente y lo que los ilumina. Comprende qué los motiva, cuáles son sus pasiones y sueños. Conéctate con ellos.

Conoce tus valores

Tómese el tiempo para aprender sobre usted. Qué te saca de la cama en la mañana? ¿Valora la disciplina y las tareas que se realizan de manera oportuna o la creatividad y el entusiasmo? Comprender tus propios valores y lo que te hace sentir realmente mejor hará que tu vida como empleador sea mucho más fácil. Contrata personas que compartan tus valores.

Encuentra oportunidades en cada desafío

Cuando las cosas van mal, es fácil comenzar a catastrofarse. Suba por encima de eso y trate de ver lo positivo en todo. Si un cliente pierde una cita, bien, tiene tiempo para terminar ese correo electrónico. Si un empleado comete un error, bien, tiene la oportunidad de aprender. La sociedad está cerrada, bien, puedes pasar más tiempo con tu familia.

Vale la pena recordar que todo finalmente pasa, pero se recordará la forma en que se ha comportado un líder y este será su legado. Los tiempos de cambio y desafío construyen carácter y experiencia y lo convierten en un mejor líder. Estamos comenzando un nuevo camino en el liderazgo empresarial, y los líderes de Gandalf se destacarán.

Elena Meskhi es contadora certificada y asesora fiscal y fundadora de la firma de contabilidad, Elena Meskhi & Co. También es autora de un nuevo libro, Rewire Your Business For Success: el método de 6 pasos para aumentar las ganancias y reclamar su libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí