2/2

© Reuters. FOTO DE ARCHIVO: logotipos de Facebook

2/2

Por Supantha Mukherjee y Elizabeth Culliford.

(Reuters) – Facebook Inc (Las decisiones de NASDAQ 🙂 de permitir puestos controvertidos por parte del presidente Donald Trump establecieron un “terrible precedente” que podría permitir que la plataforma sea “armada para suprimir la votación”, encontró el miércoles una auditoría externa de derechos civiles.

El informe, que Facebook encargó hace dos años, dijo que la red social no ha hecho lo suficiente para proteger a los usuarios de la discriminación, falsedades e incitación a la violencia, lo que aumenta la presión sobre la compañía en medio de un boicot de anunciantes.

Los hallazgos se producen cuando más de 900 anunciantes, incluidas marcas importantes como Coca-Cola (NYSE 🙂 Co y Unilever (NYSE 🙂 Plc), se han unido al boicot iniciado por los principales grupos de derechos civiles de los EE. UU., Incluida la Liga Antidifamación y la NAACP, para presionar a Facebook a tomar medidas concretas para bloquear el discurso de odio.

“Muchos en la comunidad de los derechos civiles se han desanimado, frustrado y enojado después de años de compromiso donde imploraron a la compañía que hiciera más para promover la igualdad y luchar contra la discriminación, al tiempo que salvaguardaba la libertad de expresión”, escribieron los auditores.

Facebook ha adoptado un enfoque de no intervención en el discurso político en comparación con sus rivales, en particular dejando publicaciones intactas de Trump en las últimas semanas que fueron marcadas por su rival Twitter Inc (NYSE 🙂 por falsedades e incitación a la violencia.

Un tuit de Trump, etiquetado por Twitter como violando su política contra “glorificar la violencia”, dijo: “Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando comience el saqueo, comenzarán los disparos”.

Los auditores expresaron una “preocupación significativa” sobre el firme compromiso de la compañía de proteger una definición particular de la libertad de expresión, incluso cuando eso ha significado permitir una retórica dañina y divisiva que amplifica el discurso de odio y amenaza los derechos civiles.

Al negarse a mantener a los políticos con las mismas reglas que todos los demás, Facebook creó una “jerarquía de expresión” que “privilegia ciertas voces” sobre otras, escribieron.

El grupo de justicia racial Color Of Change, que presionó para que Facebook realizara una auditoría y ayudó a organizar el boicot publicitario, dijo que el informe evaluó correctamente el enfoque de la compañía como “incremental y contraproducente”.

Los Defensores Musulmanes, que también presionaron por la auditoría, dijeron el miércoles que confirmaron que Facebook permite la violencia contra los musulmanes.

El presidente ejecutivo, Mark Zuckerberg, defendió la política de Facebook de no verificar los anuncios políticos en un discurso en la Universidad de Georgetown el año pasado donde citó protestas contra la Guerra de Vietnam.

“Permitir que las publicaciones de Trump se mantengan establece un precedente terrible que puede llevar a otros políticos y no políticos a difundir información falsa sobre los métodos de votación legales, lo que efectivamente permitiría que la plataforma sea armada para suprimir la votación”, dijeron los auditores.

Facebook encargó la auditoría en 2018 como parte de su respuesta a una serie de críticas sobre temas como la privacidad de los datos, la supresión de los votantes, la incitación a la violencia y la falta de transparencia en la publicidad política. La auditoría fue dirigida por Laura Murphy, ex directora de la oficina legislativa de la American Civil Liberties Union.

La compañía no indicó de inmediato los pasos específicos que tomaría en respuesta a los hallazgos, pero emitió una declaración atribuida a la directora de operaciones Sheryl Sandberg describiendo la auditoría como un “proceso realmente importante para nuestra compañía”.

“La auditoría examinó una amplia gama de problemas de derechos civiles, incluidas nuestras políticas contra el odio. No hay soluciones rápidas a estos problemas, ni debería haberlos”, dijo Sandberg. “Lo que se ha vuelto cada vez más claro es que tenemos un largo camino por recorrer”.

Ella dijo que Facebook contrataría a un líder de derechos civiles, como se discutió previamente con los líderes de boicot de anuncios, pero no llegó a exigir que el rol sea un puesto de nivel ejecutivo.

Los organizadores del boicot publicitario se reunieron durante más de una hora a través de una video conferencia con el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg y Sandberg, el martes. Después de la reunión, los activistas dijeron que no vieron “ningún compromiso de acción” por parte de la compañía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí