Como líder, dirigir y delegar puede ser algo natural, pero escuchar se ha convertido en un arte perdido. Quizás es porque todos estamos corriendo a toda velocidad, la productividad es primordial, y simplemente no nos tomamos el tiempo para reducir la velocidad y realmente escuchar lo que sucede a nuestro alrededor.

Para los líderes, esto puede ser arriesgado porque podría significar perderse las señales vitales que afectan el rendimiento, e incluso su propia efectividad y crecimiento profesional.

Hay un valor inmenso en escuchar a los que te rodean, especialmente en el clima actual. Y si bien puede ser difícil reducir la velocidad y marcar, es una habilidad esencial que puede generar beneficios comerciales reales.

Aquí hay seis razones por las cuales convertirse en un mejor oyente debería estar en su lista de tareas pendientes.

1. Generar confianza con los empleados.

Escuchar y actuar según los comentarios que recibe muestra a los empleados que le importan lo que tienen que decir. Esto establece el tono de que si pueden acudir a usted con problemas o inquietudes, serán escuchados, tomados en serio y abordados adecuadamente.

“Hemos adoptado una variedad de herramientas de retroalimentación, incluidas encuestas de empleados, y con frecuencia le pido al equipo que envíe preguntas que respondo en un correo electrónico semanal de preguntas y respuestas a la empresa”, explica Jason VandeBoom, CEO de ActiveCampaign, líder en Automatización de la Experiencia del Cliente (CXA) “Es importante comunicar que está escuchando y dispuesto a responder preguntas difíciles con honestidad y transparencia”.

2. Hazte más identificable.

“Los verdaderos oyentes no tienen miedo de mencionar temas difíciles, desde la raza hasta el acoso sexual y la desigualdad salarial”, dice Deb Muller, CEO de HR Acuity, un proveedor líder de tecnología de gestión de investigaciones y relaciones con los empleados. “Y no tengas miedo de dirigir la conversación”.

Mueller dice que los líderes que son grandes oyentes muestran vulnerabilidad y demuestran que son humanos, no solo un jefe. Ella sugiere usar ejemplos del mundo real, incluso a partir de sus propias experiencias. “Esto crea un terreno común, une equipos y alienta a todos a escuchar con más atención”, dice Muller.

3) Demuestra empatía.

Tomarse el tiempo para comprender realmente las necesidades y preocupaciones de su equipo genera empatía y demuestra que se preocupa por ellos como individuos, no solo como empleados.

“Durante mucho tiempo, me propuse hacer almuerzos individuales con los empleados, y ha sido una excelente manera de generar empatía”, dice Aytekin Tank, CEO de la plataforma de creación de formularios en línea JotForm. “Se ha vuelto más desafiante a medida que nuestro personal aumenta, pero todavía tengo estos almuerzos cuando puedo”.

Estos uno a uno le permiten concentrarse en un individuo a la vez y demuestra que está sintonizado con lo que tiene que decir en este momento, sin distracciones.

4. Muestre a los empleados que son valorados.

“Los empleados de hoy no buscan beneficios como comida gratis; buscan transparencia, confianza y lugares de trabajo donde se sientan seguros y valorados, más aún después de la pandemia, cuando el lugar de trabajo para muchos se ha vuelto virtual”, dice Muller .

Escuchar con atención envía el mensaje de que agradece las contribuciones de los empleados y se preocupa por sus aportaciones. Esto es especialmente importante ante la incertidumbre, ya que envía un mensaje de que a su empresa no solo le importa el trabajo de los empleados, sino también cómo las fuerzas externas (como las preocupaciones de salud, el trabajo en el hogar, la educación en el hogar, etc.) afectan su bienestar.

5. Obtener diferentes perspectivas.

Es fácil asumir que la forma en que ve a la organización, sus procesos, desafíos y oportunidades es la realidad para todos. Pero ese no es siempre el caso y obtener una perspectiva externa de los clientes puede ayudar a impulsar la innovación.

“Dedicar tiempo a conocer a los clientes, cómo están usando el producto y lo que nosotros como compañía podríamos estar haciendo mejor ha sido un catalizador increíble para generar nuevas innovaciones”, explica Tank. “Esta información es uno de sus mayores activos cuando se trata de construir y actualizar productos”.

6. Mejora la experiencia del cliente.

“Escuchar es la herramienta más poderosa que tiene para buscar experiencias increíbles para el cliente”, dice VandeBoom. “Comienzo todas las mañanas leyendo cada respuesta de encuesta de clientes que recibimos el día anterior”.

VandeBoom dice que leer las reseñas individualmente, en lugar de un resumen, es fundamental porque “son los matices de las revisiones individuales los que me ayudan a comprender el tono”. Esto lo ayuda a mantenerse cerca de los problemas clave que enfrentan sus clientes, lo que a su vez hace que sea más fácil conectarse con ellos a nivel humano.

Si bien es posible que no figure en la descripción formal del trabajo, participar en conversaciones significativas es uno de los roles y responsabilidades más importantes de los líderes en todas las facetas de la organización. Tomarse el tiempo para escuchar realmente las necesidades y perspectivas de las personas es esencial, no solo para el crecimiento y el éxito de su empresa, sino también para su propio liderazgo efectivo.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no las de Inc.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí