La pandemia de Covid-19 cambió más que la forma en que trabaja la gente. La pandemia ha cambiado mucho la forma en que los empleados se sienten acerca de sus empleadores, así como sus decisiones profesionales. Después de estar en cuarentena, muchas personas se han vuelto más conectadas con familiares y amigos. Pueden experimentar una sensación de distancia emocional y física de sus empresas. Es importante que los líderes hagan que la transición de regreso a la semi-normalidad sea lo más eficiente y centrada en el personal posible.

Probablemente trató de mantener la moral y la productividad del equipo altas a través de las medidas de refugio en el lugar. Ahora, deberá considerar la mejor forma de mantener el ánimo de los empleados cuando regresen a la oficina. Casi la mitad de los estadounidenses encuestados le dijeron a la Kaiser Family Foundation en abril que estaban luchando bajo la carga de salud mental y estrés. Traerán esos pensamientos molestos con ellos.

No es realista suponer que las personas volverán a ser como eran a principios de 2020. Muéstreles que comprende haciendo algunos cambios en la forma en que maneja su negocio.

1. Deje que los empleados diseñen sus horarios de trabajo ideales.

Usted les dice a los empleados que pueden regresar a la oficina de manera segura. Aquí está el problema: algunos no pueden. Todavía están cuidando a niños confinados en casa o cuidando a parientes mayores. Les gustaría trabajar, pero solo si puedes ser más flexible que antes. En un estudio realizado por MyWorkChoice, el 70 por ciento de los empleados dijeron que querían poder elegir las horas que trabajaron para estructurar mejor sus vidas personales y profesionales.

Además, el 75 por ciento dijo que se sentiría menos preocupado por volver a la rutina diaria si pudiera programar turnos de forma independiente para mapear una semana laboral de hasta 40 horas. En lugar de arriesgarse a perder su mejor talento o enfrentarse al absentismo constante, descubra cómo agregar flexibilidad a la programación y aprovechar la tecnología para poner el poder en manos de sus empleados.

2. Practique un nivel apropiado de transparencia.

Los trabajadores quieren sentirse escuchados en tiempos de incertidumbre. También quieren saber qué está sucediendo para no quedar ciegos. No tiene que abrir sus balances a todos, pero debe proporcionar un flujo continuo de comunicación.

Esto probablemente no sea novedoso para ti, especialmente después de Covid-19. Como la mayoría de los líderes, probablemente instituyó protocolos de comunicación agresivos para mantenerse en contacto. No deje de comunicarse cuando todos o la mayoría de los miembros de su equipo trabajen en el mismo edificio. Asegúrese de emitir correos electrónicos diarios o reserve unos minutos al comienzo de cada día para enviar actualizaciones. Cuanto más honesto seas, menos se preocuparán tus empleados (y torpedearán su efectividad).

3. Conviértete en un auténtico oyente.

Muchos empleados hablarán sobre sus estresores y preocupaciones. Algunos podrían cuestionar los procesos de seguridad. Otros pueden necesitar desahogarse. En lugar de decirle a su gente que todo va a estar bien, o que necesitan seguir adelante, apóyese en sus habilidades de empatía. Escuche sin juzgar y asegúrese de que sepan que los está escuchando.

Convertirse en un mejor oyente no solo será bueno para sus trabajadores. Basado en una investigación a largo plazo en torno a la participación de los empleados, Gallup ha determinado que las relaciones mejoradas entre gerentes y empleados pueden conducir a efectos significativamente positivos en el rendimiento y la rentabilidad de una empresa. La próxima vez que un empleado llegue a usted con miedo, abrace la conversación en lugar de rechazarla u ofrecer lugares comunes.

4. Vuelva a visualizar sus paquetes de beneficios.

Desempolvar los beneficios de los empleados. ¿Qué es importante? Que no es Las personas ahora se preocupan menos por el acceso a refrigerios gratis y más por saber que el seguro de salud está disponible para ellos y sus familias.

Primero, investigue la practicidad de ofrecer beneficios más allá de la cobertura médica y las opciones de jubilación. Por ejemplo, algunas empresas han jugado con la entrega de bonos inesperados. Se ha informado que Facebook, Kroger y Walmart usaron el coronavirus como una oportunidad para demostrar que les importaba distribuyendo dinero extra a los trabajadores. Si nunca antes has explorado una estructura de bonificación, mírala. Esfuércese por agregar beneficios que atraigan a los trabajadores actuales y cortejen a las superestrellas.

5. Mostrar amabilidad a los padres que tienen que continuar el viaje de alfombra.

No todos quieren teletrabajar para siempre. Sin embargo, algunos padres que trabajan no tienen otra opción. Deje en claro a los padres en su redil que no perderán sus puestos siempre que completen sus tareas y mantengan abiertas las líneas de comunicación.

Desde un punto de vista práctico, es posible que deba permitir que un miembro del equipo se pierda algunas reuniones o tenga un niño cerca durante una llamada de Zoom. Esto no será para siempre, y su trabajador apreciará su paciencia cuando no sea posible encontrar una niñera, una guardería o un campamento de verano.

Nadie sabe exactamente cómo se verá el mercado global al pasar los últimos meses de verano y otoño. Fomente hoy una cultura laboral más estrecha al brindar a los empleados lo que necesitan para capear la tormenta. Saldrán más fuertes y más leales cuando la pandemia sea historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí