Por Larry Zelvin

Desafortunadamente, es en épocas de gran incertidumbre económica, comercial y social cuando vemos que las estafas y el fraude proliferan y se aprovechan de nuestras vulnerabilidades. En la era de COVID-19, las estafas cibernéticas han aumentado tanto en frecuencia como en duplicidad. Los expertos mundiales en seguridad cibernética informan un aumento del 600 al 800% en el número de ataques cibernéticos en las últimas semanas, y han surgido decenas de miles de sitios web y aplicaciones móviles fraudulentos relacionados con COVID-19.

Los estafadores ven un grupo mucho mayor de presas potencialmente desesperadas, con un grupo particularmente vulnerable: las pequeñas empresas.

Las pequeñas empresas enfrentan desafíos como nunca antes, ya que las fuerzas más allá de su control alteran la economía y su capacidad para servir a los clientes existentes y hacer crecer sus empresas. Estos propietarios toman decisiones críticas todos los días: ¿Deberíamos reabrir cuando el estado o la ciudad levantan las restricciones? ¿Cómo mantendremos seguros a nuestros empleados, nuestros clientes y a nosotros mismos cuando abrimos? ¿Cómo solicitamos programas de dificultades financieras y alivio de la Ley CARES?

En medio de todos estos desafíos y decisiones pesadas es donde atacan los estafadores, causando estragos cuando la ansiedad ya está en su punto más alto. Es más crucial que nunca que los propietarios de pequeñas empresas y los empresarios se mantengan vigilantes y se protejan contra las amenazas de estafa prevenibles.

Aquí está lo que necesitas saber.

Examinar la fuente de la comunicación.

Recuerde el antiguo axioma: “Si suena demasiado bueno para ser verdad, entonces probablemente lo sea”. Esto es especialmente cierto cuando se trata de ofertas de “subvenciones gratuitas del gobierno” y correos electrónicos que prometen “aprobación rápida y garantizada para su préstamo hoy”.

Los estafadores se hacen pasar por compañías de servicios financieros, firmas legales, oficinas de crédito y más. Algunos incluso fingen ser agencias gubernamentales como la Administración de Pequeñas Empresas (SBA). Los líderes empresariales deben validar rutinariamente la fuente de cualquier correo electrónico o comunicación antes de hacer cualquier otra cosa.

Como punto de referencia, muchas organizaciones, incluida la SBA, son transparentes en las pautas que dictan cómo se comunican con las pequeñas empresas. Por ejemplo, la SBA no contactará a las pequeñas empresas directamente para solicitar el Programa de Protección de Pagos bajo la Ley CARES, ni la SBA enviará mensajes de texto o se comunicará con las empresas a través de las redes sociales. Si recibe una comunicación de alguien que dice estar con la SBA que no tiene un correo electrónico que termine en sba.gov, o de alguien que promete una aprobación de préstamo de la SBA supeditada al pago de una tarifa inicial alta, comuníquese con la Oficina del Inspector General de la SBA Línea directa al 1-800-767-0385.

Sea selectivo cuando comparta información personal y comercial

¿Sabía que los estafadores pueden avanzar con solo unos pocos datos personales o comerciales? Pueden solicitar de manera fraudulenta subvenciones o préstamos en nombre de su empresa, contactar a sus clientes o empleados que fingen ser un funcionario de la empresa que busca información adicional por razones comerciales, o explotar el nuevo entorno de trabajo desde el hogar para solicitar que facture a un nuevo cuenta bancaria, potencialmente en el extranjero.

Investigue y asegúrese de no solo comunicar cómo contactará a sus clientes y empleados, sino también desarrollar un plan de acción rápido para si estos ataques ocurren en su empresa.

Artículos relacionados:

El registro del seminario web no debe requerir datos personales o comerciales extensos

Hay una variedad de seminarios web informativos para pequeñas empresas que ofrecen consejos sobre cómo capear la pandemia. Pero el registro de un seminario web no debería requerir una amplia información de identificación más allá de su nombre, empresa y correo electrónico. Las inscripciones que solicitan más podrían ser una señal de que alguien intenta obtener información para cometer fraude.

Además, sea escéptico con respecto a los seminarios web que prometen asistencia a las pequeñas empresas para obtener préstamos que dependen de un pago financiero significativo. Incluso si la oferta parece útil, pedir tarifas significativas es una señal de estafa.

Los cambios inesperados en el puntaje de crédito son una señal de alerta

Al igual que lo haría para su crédito personal, tenga el hábito de monitorear su crédito comercial. Los cambios inesperados en su puntaje de crédito comercial podrían significar que alguien solicitó un préstamo fingiendo ser usted o su empresa. Si cree que este es el caso, comuníquese con cualquiera de las tres agencias de crédito nacionales (Equifax, Experian y TransUnion) de inmediato.

La acción rápida evitará mayores daños a su crédito y dará lugar a una resolución mucho más rápida que si espera hasta que alguien lo contacte con malas noticias.

Mantenerse organizado y actualizado mantiene su negocio seguro

Ahora más que nunca, la limpieza financiera y administrativa es crítica. Mantenga todos los correos electrónicos y documentos relacionados con sus solicitudes de subvenciones y préstamos bien organizados y en un lugar seguro, cerrado (virtual o físico). Este grado de preparación facilitará la localización y el seguimiento de la información de la aplicación, así como agilizará la identificación y la denuncia de fraude en caso de que ocurra.

Además de mantener sus comunicaciones organizadas, es importante asegurarse de que los dispositivos y los programas de software de aplicación estén actualizados. Los lanzamientos de software y las actualizaciones de productos a menudo incluirán correcciones de seguridad que en última instancia pueden ayudarlo a protegerse contra actividades en línea cuestionables.

Sin embargo, tenga en cuenta cómo se le envían esas actualizaciones y solicitudes. Si la solicitud de una actualización de software proviene de una dirección de correo electrónico sospechosa o mediante un mensaje emergente que lo dirige a un sitio web desconocido o desconocido, puede ser fraudulento.

La acción rápida podría significar una recuperación más rápida de los fondos perdidos

Incluso las personas y los dueños de negocios más escépticos pueden cometer errores que los abren a una estafa. Más allá de señalar cambios en su puntaje de crédito a las agencias de crédito, es importante que se comunique de inmediato con su institución financiera si sospecha que usted o su empresa son víctimas de una estafa cibernética. En la mayoría de los casos, cuanto más rápido se detecta el problema, mayor es la probabilidad de que se puedan recuperar los fondos perdidos. Su banco también puede brindarle orientación sobre a qué autoridades informar si es necesario la estafa.

Mantente alerta contra estafas

A medida que navega por su negocio a través de estos tiempos extraordinariamente desafiantes, está encarnando el espíritu y la determinación del espíritu empresarial estadounidense y la propiedad de pequeñas empresas. Incluso con todo lo que enfrenta, asegúrese de permanecer hipervigilante y atento a los trucos de operadores sin escrúpulos.

¡Deseándole lo mejor en negocios y salud!

RELACIONADO: ¿Está usted en riesgo de un ataque cibernético? Aquí es por qué su empresa necesita un plan de ciberseguridad

Sobre el Autor

Post por: Larry Zelvin

Larry Zelvin es el Jefe de la Unidad de Delitos Financieros en BMO Financial Group. Anteriormente fue el Jefe Global de Ciberseguridad en Citigroup, dirigió el Centro Nacional de Integración de Ciberseguridad y Comunicaciones en el Departamento de Seguridad Nacional de los EE. UU. Y es un Capitán retirado de la Marina de los EE. UU. Que sirvió tanto en la Casa Blanca como en el Pentágono.

Empresa: BMO Financial Group
Sitio web: www.bmoharris.com
Conéctese conmigo en Facebook, Twitter y LinkedIn.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí