La estabilidad financiera es un componente crítico de cualquier negocio exitoso. Significa más que solo generar ingresos: significa una imagen financiera equilibrada que indica que una empresa puede seguir cumpliendo con su directiva y su presupuesto. Esto es cierto tanto para empresas con y sin fines de lucro.

El objetivo de las empresas con fines de lucro es maximizar las ganancias. En general, esto se logra aumentando los ingresos o reduciendo los costos. Mayores ventas, mayores opciones de productos y precios más altos pueden aumentar los ingresos. Si el resultado mantiene los costos y gastos planos, las ganancias aumentarán, tanto en dólares reales como en porcentaje de las ventas.

Cuando una empresa puede mantener una fuerte rentabilidad, es más estable porque probablemente ha generado reservas de efectivo para cubrir los gastos operativos en tiempos de necesidad (los gastos de capital o la desaceleración de una empresa requieren efectivo, por ejemplo). La estabilidad financiera también es importante para los prestamistas e inversores. Al demostrar sostenibilidad, un fuerte flujo de caja y reservas de efectivo, las compañías son menos riesgosas y tienen mayor solvencia crediticia, lo que les permite un mayor acceso a los mercados de deuda y acciones para la expansión.

Al igual que una empresa con fines de lucro, una empresa sin fines de lucro necesita ser financieramente estable para cumplir sus objetivos. Para una organización sin fines de lucro, el objetivo no es la rentabilidad, por supuesto, sino proporcionar un producto o servicio que satisfaga una necesidad más altruista. Ya sea que la misión de la organización sin fines de lucro sea proporcionar viviendas para personas sin hogar o un programa de música de clase mundial, debe ser financieramente seguro para ser eficaz en el cumplimiento de su misión.

Dado que la misión de las organizaciones sin fines de lucro es proporcionar un bien mayor social o comunitario, las organizaciones sin fines de lucro buscan donaciones de fuentes afines para lograr su objetivo de entregar algo de valor a la comunidad. Las organizaciones sin fines de lucro exitosas pueden tener grandes bases de donantes, unos pocos donantes generosos, o ambos; algunos buscan subvenciones para financiar sus operaciones, mientras que otros, como las sinfonías o museos, cobran tarifas por boletos y membresías para aumentar sus esfuerzos de fundación.

Independientemente de la misión de una organización sin fines de lucro, ser “no rentable” no es el objetivo de ninguna organización sin fines de lucro. Sin embargo, una organización sin fines de lucro debe demostrar estabilidad financiera para cumplir su misión. A pesar de que los ingresos se presentan en formas diferentes a las de una empresa con fines de lucro, los controles financieros sólidos, las mediciones y los informes deben imitar a una empresa con fines de lucro en varias áreas clave.

Otros artículos de AllBusiness.com:

Estrategias financieras que crean estabilidad para organizaciones sin fines de lucro.

Para mantener a una organización sin fines de lucro operando eficientemente, los líderes de la organización deben tener la misma disciplina financiera y los mismos conocimientos que los líderes de las empresas comerciales. El conocimiento fiscal puede ayudar a los líderes sin fines de lucro a tomar mejores decisiones financieras, y esto se puede lograr a través de iniciativas internas que desarrollen y fomenten la responsabilidad financiera:

  • Ingresos y gastos. Las organizaciones deben comprender el ciclo de ingresos y gastos. En una organización sin fines de lucro, esto se logra a través de la comprensión de la dinámica y las tendencias de su base de donantes y el cronograma de sus actividades generadoras de ingresos.
  • Presupuestación El presupuesto anual estándar de los gastos operativos debe ser un requisito de cada departamento. Esto hará que cada gerente de línea de pedido sea responsable de su desempeño en el cumplimiento de los objetivos generales.
  • Planificación de gastos de capital. Cumplir la misión de una organización sin fines de lucro a menudo requiere acceso a ciertas instalaciones o activos, y estos requieren una planificación efectiva de los gastos de capital. Cada nivel de la organización contribuye al éxito de una gran inversión de capital, y la financiación depende de tener una sólida proyección y plan financiero.
  • Métodos de contabilidad de costos. Analizar el desempeño del evento o del proyecto es una medida importante para cualquier negocio. La contabilidad de costos le brinda esta comprensión.
  • Informes mensuales y reenvíos. Los cambios ocurren todo el tiempo, por lo que es importante continuar reprogramando los resultados esperados en función de esos cambios.

Cada departamento y gerente de línea debe participar en estos procesos ya que el intercambio de información mejora la toma de decisiones y, con mayor frecuencia, los resultados financieros. Sin embargo, para las organizaciones sin fines de lucro, a veces falta conocimiento financiero si los gerentes no tienen experiencia con fines de lucro. Los empleados, aunque bien intencionados y centrados en la misión de la organización, no siempre tienen la capacidad financiera suficiente para mantener la estabilidad a largo plazo de sus programas y servicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí