¿Qué ventajas ofrecen las lavanderías autoservicio frente las lavadoras domésticas?

La presencia de lavanderías autoservicio en España se ha convertido en algo habitual desde hace ya algunos años. Tradicionalmente las familias españolas disponían de un lavadero en el domicilio o la comunidad donde hacer la colada a mano, incorporando años más tarde lavadoras y secadoras en el hogar.

Con los cambios que produce la era de la digitalización en todos los ámbitos, las familias encuentran nuevas posibilidades y alternativas que mejoran su calidad de vida. Las lavanderías autoservicio se presentan como una solución para ciertos usuarios y sus óptimos servicios y resultados están creando una nueva tendencia.

Ahorro económico y energético

La ventaja más significativa que ofrece el sistema de lavanderías autoservicio es el ahorro económico que supone respecto al lavado doméstico. En primer lugar, hay que considerar el coste y el espacio que representan tanto una lavadora como una secadora. El coste de estos electrodomésticos rara vez es inferior a unos 200 euros cada uno. En algunas ciudades el incremento de los precios de alquiler y sus gastos lleva a algunas personas a compartir piso o vivir en espacios reducidos, donde no siempre resulta sencillo disponer de un lugar donde hacer la colada.

Teniendo en cuenta el gasto directo de adquirir estos electrodomésticos, se deben considerar también los costes indirectos del consumo de agua, electricidad y productos de limpieza. Las tarifas de estos servicios tocan máximos y siguen al alza. El precio de la electricidad en España ha subido un 11% respecto el 2017 y aproximadamente un 75% en la última década.

Según un estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) el 93,36% de los hogares españoles cuenta con una lavadora y el 28,77% dispone de secadora. La misma entidad ha realizado estudios para estimar el consumo medio de ambos electrodomésticos, y tanto lavadora como secadora tienen un consumo medio de 255 kWh, que supone un 17,2% del total de gasto energético en electrodomésticos, solo por detrás de frigoríficos y congeladores.

Las lavanderías autoservicio ofrecen la posibilidad de lavar mayores cantidades de ropa que en casa, ahorrando en productos de limpieza, agua y electricidad. Tampoco será necesario preocuparse por el mantenimiento de estos electrodomésticos y que suponen un derroche económico considerable.

Tiempo y sostenibilidad: dos valores muy preciados

El frenético ritmo de vida actual es otro de los factores que anima a los consumidores a acudir a esta tipología de establecimientos. Aquellos que disponen de poco tiempo para invertir en tareas del hogar, como la colada, tienen la posibilidad de realizar un solo ciclo de lavado en lavadoras industriales con una capacidad de 17 kilos, obteniendo unos resultados de alta calidad en menos de una hora.

Además, el hecho de realizar menos coladas implica un menor uso del electrodoméstico, lo que se traduce en un mayor compromiso con el medio ambiente.

Las lavadoras domésticas, por el contrario, disponen de menos capacidad – las más comunes entre 6 y 8 kilogramos – y cuentan con unos ciclos de lavado mucho más duraderos, pudiendo superar las dos horas. El cliente, por tanto, realiza más coladas e invierte más tiempo.

Otras ventajas

Los consumidores que utilizan lavanderías autoservicio también pueden disfrutar de otras ventajas, como la flexibilidad de los horarios que ofrecen estos establecimientos, habitualmente de 8:00 horas a 22:00 horas los 365 días del año. Permitiendo así, hacer la limpieza de la ropa en horas que el precio de la luz es más elevado y evitando ruidos a ciertas horas del día que puedan molestar a inquilinos u otros vecinos.

Además, hay que considerar que el resultado final de la limpieza en lavanderías autoservicio es muy superior al doméstico, ya que estas disponen de maquinaria y productos profesionales y adaptados que protegen la ropa alargando su ciclo de vida útil y obteniendo unos resultados de mayor calidad y limpieza.

Actualmente podemos encontrar más de 1.640 establecimientos, que suponen una facturación de unos 238 millones de euros, según la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). Gran parte del éxito de este modelo de negocio se debe a las ventajas comparativas que ofrece frente al uso de las lavadoras domésticas.

Valoración de los lectores:

[Valoración media: 0]

>> Iberian Press®

Agencia especializada en relaciones con medios de comunicación, bloggers e influencers. Puedes enviarnos tu nota de prensa desde este enlace o contactar con nuestro equipo desde aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: