El turismo obliga al cambio de ventanas en Barcelona

La zona céntrica de Barcelona lleva tiempo siendo protagonista de muchos titulares. Tras su lucha contra los pisos turísticos y los ruidos que había a altas horas de la mañana en sus calles más emblemáticas, miles de vecinos han ido buscando la manera de insonorizar sus casas. Pero este es un paso que cada vez…

La zona céntrica de Barcelona lleva tiempo siendo protagonista de muchos titulares. Tras su lucha contra los pisos turísticos y los ruidos que había a altas horas de la mañana en sus calles más emblemáticas, miles de vecinos han ido buscando la manera de insonorizar sus casas.

Pero este es un paso que cada vez se da más en las grandes capitales. Vivir en el centro tiene sus ventajas, pero los ruidos han ido incrementándose en los últimos años ante la llegada casi masiva de miles de turistas dispuestos no solo a conocer de día la ciudad, sino también la vida nocturna.

“Cada vez son más los que llaman consultando cuáles son las mejores opciones para insonorizar sus casas” comentan desde finestresbcn.com, “invertir en el descanso para los nuevos inquilinos es vital y eso pasa por poner unas ventanas capaces de marcar la diferencia”.

Fachadas llenas de ventanas de aluminio en Barcelona

Las reformas de edificios antiguos y también la inversión para insonorizar viviendas ha hecho que muchas de las fachadas de la Ciudad Condal se hayan llenado de ventanas de aluminio en vez de madera como las que había hace apenas una década.

Esto es así precisamente por la capacidad de estos nuevos modelos de optimizar no solo la energía, aislando la vivienda térmicamente tanto para el frío como para el calor húmedo de la ciudad en sus días de temperaturas más altas, sino también para sacar ventaja frente al ruido de la calle, donde el tráfico, la noche y las terrazas impedían descansar las horas necesarias a los vecinos de los barrios más céntricos.

La nueva manera de mejorar de nuevo la vida vecinal del centro pasa, precisamente, por adecuar las viviendas para vecinos dispuestos a dar de nuevo vida a los barrios más emblemáticos de Barcelona frente a los pisos turísticos, cuyo problema pasó a ser incluso un tema político sobre el que mucho se ha llegado a legislar desde entonces.

La venta de edificios enteros para este fin solo puede frenarse si la vida y el descanso en esta zona es posible. Y todo comienza, precisamente, por empezar a ver fachadas con ventanas de aluminio.

Fuente: iberianpress.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: